Las mujeres solemos visitar con mayor frecuencia al ginecólogo. Los varones son menos dados a acudir al médico cuando hay un problema de ''bajos''. Bien por miedo o por vergüenza aguantan determinadas dolencias hasta que la cosa se agrava. Hoy hablamos de enfermedades que están a la orden del día y que os pueden tocar a cualquiera de vosotros. Estas son algunas de las patologías más comunes que podéis sufrir los hombres relacionadas con vuestra vida sexual:

Hipogonadismo (deficiencia de Testosterona)

El hipogonadismo es una enfermedad endocrina que produce fallos en la producción de testosterona. El deseo sexual del hombre disminuye o aparecen episodios de disfunción eréctil. Hay varios tipos de tratamiento dependiendo de si es hipogonadismo primario (error en la producción de esta hormona) o secundario (viene dado por la alteración de la hipófisis) y que precisa de radioterapia e, incluso cirugía, en algunos casos.

Eyaculación precoz

Se eyacula de forma involuntaria e inmediata tras la penetración. No es algo poco común en los hombres, pues afecta al 30 % de los varones. Normalmente, viene asociado a un proceso de estrés y, hoy en día, puede tratarse con medicación, siempre recetada por un médico especialista, o bien mediante terapia con un sexólogo que nos ayude a superar las causas que lo provocan.

Disfunción eréctil

Comúnmente llamada 'impotencia' es la incapacidad para mantener el pene erguido. Entre sus causas también intervienen episodios de estrés  o problemas con la pareja. En ocasiones, se relaciona con la edad o anteriores operaciones. Existen una amplia variedad de tratamientos dependiendo de la gravedad del problema que van desde el cambio de hábitos (como dejar de fumar) hasta la cirugía vascular. Con esta intervención se trata de mejorar el riego sanguíneo dentro de los cuerpos cavernosos del pene mejorando, por tanto, la erección del miembro viril masculino.

Curvatura del pene

Suele asociarse a anteriores procesos quirúrgicos en el pene o fractura del mismo por causas varias. Es menos común que el resto de dolencias: afecta a un 4% de los varones. Suele provocar dolor en las relaciones sexuales e incomodidad a la hora de tener sexo con la pareja.

Priapismo (erección prolongada)

Cuando la erección del pene se prolonga durante más de dos horas o aparece sin haber estado expuesto a un estímulo sexual, se produce dolor y hay que acudir rápidamente al centro médico para poder ver las posibles causas que puedan incurrir en ello.

Está claro que no sólo las mujeres estamos expuestas a tener enfermedades relacionadas con nuestros genitales; sin embargo, los chicos también pueden sufrir, muchas veces en silencio, este tipo de dolencias.

Internet no es un buen aliado a la hora de invitar al afectado a acudir al médico, ya que incluso ofrece en bandeja medicamentos que 'pueden ayudar' a resolver el problema desde casa. La automedicación es algo que no deberíamos hacer, pues sólo un médico sabe que es bueno o malo para nuestro cuerpo y la mejor forma de cuidar a ese amiguito que todos los chicos tenéis entre las piernas y tantos ratos buenos os hace pasar.