Historias curiosas
Emily Cochran y los chicos Drew y Raymond, protagonistas de un hurto que tuvo final feliz. Emily Cochran / @holycacamole

Una joven estadounidense, Emily Cochran, se convirtió en la protagonista de una simpática historia cuando, de forma inesperada, descubrió y resolvió un hurto mientras charlaba con dos chicos a través de la aplicación de contactos Tinder.

Charlando con Drew, de 19 años, surgió el tema de lo mucho que les gusta a ambos una bebida gaseosa llamada La Croix. Entonces, el chico le contó a Emily que justamente se acababa de encontrar con una caja llena de latas de esa bebida abandonada en la calle y se la había llevado a casa.

Menos de una hora después, hablando con otro chico, Raymond, de 20 años, tuvo lugar una asombrosa coincidencia. Tras preguntarle cómo se encontraba, el muchacho le respondió que "bastante mal en realidad". "Dejé mis bebidas fuera un par de minutos y alguien las robó", escribió junto a un emoticono de enfado.

Ella le preguntó si se trataba de La Croix y él le dijo que sí, sorprendido de que Emily lo hubiese adivinado. Las pruebas parecían concluyentes, y el hecho de que los dos chicos estuvieran a la misma distancia de ella, unos 24 kilómetros, confirmó las sospechas.

Ante este sorprendente descubrimiento, la chica decidió colgar en Twitter las capturas de pantalla de ambas conversaciones junto al siguiente mensaje: "He estado hablando con un chico al que le robaron sus La Croix y con el tipo que hurtó esas La Croix". La publicación no tardó en hacerse viral y ya acumula más de 87.000 retuits y 429.000 Me gusta.

Lejos de crearse un conflicto, esta historia podría haber empezado una bonita amistad, ya que finalmente Drew y Raymond quedaron y brindaron con La Croix por Emily, como se vio en una publicación posterior de esta. Entre los numerosos comentarios de asombro y bromas, muchos usuarios comentan que el giro final perfecto para esta historia sería que los dos guapos chicos acabasen juntos.