La policía del este de Texas ha asegurado que ha hablado con la protagonista del vídeo viral donde se la veía lamiendo una tarrina de helado antes de ponerlo de nuevo en el congelador de una tienda y la ha identificado como una menor.

En el video, que fue subido a Twitter y desde entonces ha sido visto más de 10 millones de veces, la chica fue vista lamiendo el envaso de un helado de una tienda de la cadena estadounidense Blue Bell Creameries, para después colocarlo nuevamente en la heladera, causando gran estupor entre los internautas.

Como consecuenca de su acto, todas las tarrinas del sabor mostrado en el video fueron sacadas de las estanterías de esa tienda.

A su vez, un comunicado de Blue Bell Creameries condenó duramente el comportamiento de la 'catadora', advirtiendo de que "este tipo de incidentes no serán tolerados".

De hecho, lo que empezó como una broma pesada podría convertirse en la pesadilla para la joven norteamericana con el riesgo de enfrentarse a una condena de prisión.

Los medios locales destacan que, según la leyes del estado, se enfrentaría a una condena de 20 años d cárcel y una sanción económica de hasta 10.000 dólares.