Evita por todos los medios tener relaciones sexuales o afectivas con alguien del trabajo. ¿Las razones? Múltiples y variadas. Si no te que queda clara la importancia de mantener alejadas estas dos partes de la vida privada, te damos más de un motivo para que te lo pienses.

Política de empresa

Te puede costar tu puesto de trabajo por culpa de la política de empresa. Antes de liarte con alguien, es importante que la conozcas, ya que el 32% de ellas imposibilitan las relaciones entre personas del mismo trabajo.

Cometer errores

Es más fácil que te distraigas y cometas errores. Se estima que un noviazgo en el trabajo reduce la productividad laboral. Por contra, un estudio realizado por la empresa de trabajo temporal Manpower en México demostró que el impacto en la productividad es beneficioso, pues las parejas se motivan para conseguir los retos en el trabajo.

Rumores y cotilleos

Podéis llegar a ser la comidilla y fuente de rumores de toda la empresa. Ante todo, y si al final decides que el amor es más importante que tu trabajo, debes llevar la relación de manera discreta y sin que se entere el resto de la plantilla. Es una labor tremendamente complicada pero es más difícil aun convertirse en el centro de los rumores del curro.

La monotonía

La relación en pareja se vuelve monótona. ¿Qué ocurre cuando te vas a cenar, de fiesta o a tomar una caña con los compañeros y compañeras de trabajo? Que al final siempre acabas hablando de lo mismo: trabajo. Con la pareja ocurriría igual. Seríais incapaces de desconectar y la vida se podría volver muy aburrida, por no hablar de que los problemas del trabajo que se llevan a casa y viceversa.

Rutina

No existe apenas desconexión de la pareja y se produce falta de espacio personal: todos los seres humanos necesitamos un pequeña parcela de nuestra vida donde poder movernos con libertad. La intimidad y la privacidad quedan atadas desde el momento en el que una pareja pasa las 24 horas del día compartiendo casa, trabajo e incluso amigos. La relación puede llegar a convertirse en una cárcel que ahoga y oprime hasta desencadenar en una ruptura.

Celos y competencia

Si uno de los dos es premiado por su trabajo, esto podría aumentar los celos de la otra persona. En estos casos, lo habitual es enorgullecerse de cada triunfo de la pareja y ser conscientes de que cada reto conseguido beneficia la salud de los dos. 

Compañeros... y ex

Estás condenado a ver a esa persona en el caso de que se convierta en tu ex. Tendrás que enfrentarte día a día a los caretos de tu expareja y todo lo que ello conlleva: desplantes, malos modales, salidas de tono y celos... A no ser que lo hayáis dejado amistosamente.

PUEDE QUE TAMBIÉN TE INTERESE:

Cenas de empresa, cenas para pillar cacho