Irina Rybnikova
Irina Rybnikova era campeona femenina en Rusia de pankration, una modalidad de arte marcial. ARCHIVO

Una campeona de artes marciales rusa ha fallecido electrocutada en la bañera de su casa. El incidente tuvo lugar en la ciudad industrial de Bratsk.

Irina Rybnikova, de 15 años, murió en el acto tras lo que las autoridades han descrito como un "trágico accidente".

Su familia dice que se fue bañar mientras dejó conectado un cargador para su iPhone. Más tarde fue encontrada muerta en el baño.

La joven era un campeona de pankration, un modalidad de arte marcial que combina boxeo y lucha. Rybnikova ganó hace dos meses el campeonato de Rusia y había sido seleccionado para el equipo nacional de su país.

"Soñaba con convertirse en campeona del mundo", dijo un amigo.

Yury Agrafonov, jefe del departamento de radioelectrónica de la Universidad Estatal de Irkutsk, explicó que el agua es un buen conductor para una corriente, por eso hubo un corto circuito cuando el teléfono cayó al agua: "Si el teléfono no hubiera sido enchufado a 220 voltios, la tragedia no habría ocurrido".

Las federación deportiva emitió un comunicado lamentando la muerte de la joven, mientras las autoridades rusas han advertido sobre los graves peligros del uso de cargadores de teléfonos móviles en los baños.