Hoy quiero hablaros de una práctica con la que quizá muchos no estén de acuerdo y que otros no conocerán por su nombre anglosajón pero sí por haberlo practicado. Hablamos de relaciones con extraños en lugares públicos: 'Dogging' y 'Cruising'

El primero de estos anglicismos se refiere a relaciones sexuales heterosexuales y el segundo, a homosexuales. En ambos casos se caracteriza por practicarse en un lugar público, no conocer a la persona con la que se mantiene la relación y que puede haber 'observadores' en el 'acontecimiento'. Exhibicionismo sexual en estado puro.

Internet ha facilitado en gran medida el fomento de este tipo de encuentros, pues a través de diferentes páginas web o foros se facilita el establecimiento de contacto entre personas que comparten el gusto por este tipo de prácticas.

Una idea... ¿descabellada?

Después de leer esto seguro que muchos de vosotros os habéis quedado con la boca abierta y diciendo que seríais incapaces de hacer algo tan descabellado como quedar con un desconocido sólo para tener sexo, pero... ¿cuando salimos los fines de semana acaso muchos de nosotros no buscamos lo mismo? ¿Cuántos no hemos salido con la idea de pillar cacho y acabar en el parking del supermercado o en los baños del garito? ¿Acaso es raro salir de fiesta y liarte con el chico que te lleva mirando más de media hora y no saber su nombre?

Estamos en una época en la que nos encanta poner nombre a todo. Realmente el término 'Dogging' no se sabe muy bien de dónde procede a pesar de que su traducción recuerde a la postura del perrito. Por otra parte la palabra 'Cruising' se acuña en el estado de Nuevo México en la llamada Ruta 66, formando parte del argot gay para hablar de la práctica de una forma discreta. Desde mi punto de vista, se conoce como ligar con el añadido del exhibicionismo que a muchas personas tanto les excita.

Recomendaciones

Normalmente estos encuentros se practican al aire libre o en el coche, en el que debemos dejar encendidas las luces de emergencia. Es una señal para indicar que otras personas pueden acercarse a ver 'qué pasa'. Recomendación: realizar en lugares donde se lleva a cabo esta práctica, puede ser que la policía aparezca por la zona para ver qué ocurre con el coche. 

Otro consejo es que no siempre nos fiemos de las personas al hablar por Internet. Si quieres quedar con él o ella, debes estar totalmente seguro de que busca lo mismo que tú. Por supuesto, toma precauciones, ya que estamos practicando sexo con alguien no sólo extraño, sino con tendencia a practicar sexo con frecuencia con otros desconocidos, por lo que hay que tener en cuenta las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Yo seré muy chapada a la antigua, pero prefiero las relaciones sexuales que se desarrollan poco a poco y con la práctica de ir conociendo a la persona con la que te vas a la cama. Ya se sabe, para gustos... ¡relaciones!