Amaia no se encontraba cómoda ensayando para la Gala Especial de Operación Triunfo con tacones. Se los quitó y su compañero Roi grabó un Instagram Stories recogiendo la opinión de la cantante navarra.

ROI: Amaia, ¿qué tal los tacones?

AMAIA: Muy mal.

ROI: ¿Por qué no llevas?

AMAIA: No tienen sentido. ¿Cuál es la razón por la que hay que llevar tacones? Yo ya estoy contenta con mi estatura.

Durante la gala, Amaia llevó su argumento a la práctica. Fueron algunos espectadores los que se dieron cuenta de que interpretó City of Stars descalza. El gesto produjo un aluvión de comentarios en las redes sociales.



Amaia no es la primera en opinar sobre la tiranía de los tacones. El festival de Cannes es conocido por su estricto código de vestuario. En 2015 se desató la polémica al negarse la entrada a un grupo de mujeres que no llevaban zapatos con alza. Esta situación ha sido criticada por muchas actrices, como Julia Roberts, Kristen Stewart o Susan Sarandon, que han acudido a la ceremonia con zapato plano o descalzas. También en nuestro país, en la reciente Gala de los Premios Goya, encontramos reivindicaciones feministas contra los tacones protagonizadas por actrices como Maribel Verdú o Leticia Dolera.

Han sido muchas las personas que han opinado sobre el éxito de esta edición de Operación Triunfo. Afirman que se basa en la capacidad de los concursantes de conectar con el público, en la creación de un programa en el que se da visibilidad a grupos de personas tradicionalmente excluidos y en la igualdad. Sin embargo, algunas diferencias prevalecen. El gesto de Amaia es un paso más que reabre un polémico debate. Controversias a parte, nadie puede negar que son ellas quienes han tenido que lidiar con altos tacones y vestidos ceñidos, al contrario que sus compañeros.