Kelsey es una joven estadounidense que, por su cumpleaños, decidió hacerse unas pequeñas mechas en el pelo con el consentimiento de su madre Christin Johnson. Lo que no se esperaba esta madre era que, tan solo unas horas después, tanto el padre de la adolescente como la pareja de este obligarían a la joven a cortarse la melena como castigo.

Según explica el medio 'Metro.uk', la joven fue a visitar a su padre, Schaffen Frederick, y a su madrastra, Sarah Murray, después de ir a la peluquería y realizarse este pequeño cambio de look, algo que por lo visto no fue del agrado de su padre.

De vuelta ya a casa de su madre, Kelsey le contó lo que había sucedido y esta decidió expresar su rotunda oposición en Facebook. Su publicación se ha compartido ya más de 25.000 veces.

“Así estaba mi hija el domingo cuando la llevé a casa de su padre y las otras dos fotos es lo que pasó hoy antes de que me la trajeran”, explica la madre de la adolescente.

Según relata el medio, la policía del condado de Wood, en Ohio (Estados Unidos), ha iniciado una investigación sobre posibles abusos infantiles.