Camiseta del niño
La camiseta que llevó el alumno al partido. LAURA SNYDER / FACEBOOK

Los niños, en muchas ocasiones, son capaces de dar grandes lecciones a los adultos. Un ejemplo claro ha sido lo que ha ocurrido en la Universidad de Tennessee, en Florida (Estados Unidos). Un niño que no tenía camiseta de su equipo decidió dibujarse una para animar a los deportistas.

El día del partido, el pequeño se presentó en la grada con una camiseta naranja en la que había colocado una hoja de papel en la que había dibujado el logotipo del equipo con bolígrafo.

Su maestra, Laura Synder, compartió en su cuenta de Facebook lo orgullosa que se sentía de su alumno de primaria. "Realmente se superó a sí mismo. Estaba tan emocionada", comentó.

Sin embargo, un poco más tarde se encontró a su alumno llorando porque unos compañeros se habían burlado de su camiseta. Fue ese motivo lo que llevó a la profesora a publicar lo ocurrido en la misma red social.

Con ese gesto, quería intentar que el pequeño consiguiera una camiseta del equipo que tanto le gustaba y que tanto admiraba y consiguió algo parecido. La publicación pronto se volvió viral y el equipo se hizo eco de lo ocurrido, así que envió una caja llena de camisetas y golosinas al colegio.

Además, para mostrar el apoyo al alumno, la universidad decidió crear camisetas oficiales del equipo con el diseño dibujado por el niño. Parte de los ingresos que están consiguiendo con las camisetas se destinarán a prevenir el acoso escolar.