Un hombre denuncia ante la policía a su cita después de que ella se negara a dividir la cuenta

"¿Quién va a pagar la cuenta?" es, posiblemente, uno de las preguntas más controvertidas que puede suceder durante una primera cita. A pesar de que cada vez más personas coinciden en que lo idóneo es que ambos miembros de la pareja paguen la cuenta a medias, lo cierto es que todavía hay muchos que piensan que es el hombre quien debe hacerlo.
"¿Quién va a pagar la cuenta?" es, posiblemente, uno de las preguntas más controvertidas que puede suceder durante una primera cita. A pesar de que cada vez más personas coinciden en que lo idóneo es que ambos miembros de la pareja paguen la cuenta a medias, lo cierto es que todavía hay muchos que piensan que es el hombre quien debe hacerlo.
"¿Quién va a pagar la cuenta?" es, posiblemente, uno de las preguntas más controvertidas que puede suceder durante una primera cita. A pesar de que cada vez más personas coinciden en que lo idóneo es que ambos miembros de la pareja paguen la cuenta a medias, lo cierto es que todavía hay muchos que piensan que es el hombre quien debe hacerlo.
Imagen genérica de una pareja en un restaurante.Imagen genérica de una pareja en un restaurante.
Wochit

"¿Quién va a pagar la cuenta?" es, posiblemente, uno de las preguntas más controvertidas que puede suceder durante una primera cita. A pesar de que cada vez más personas coinciden en que lo idóneo es que ambos miembros de la pareja paguen la cuenta a medias, lo cierto es que todavía hay muchos que piensan que es el hombre quien debe hacerlo. 

Este dilema fue precisamente el que tuvo que afrontar un hombre de Moscú de 28 años durante su primera cita con una joven  a la que había conocido unas semanas antes a través de redes sociales. Decidieron verse por primera vez en un restaurante situado en la avenida Mira de Moscú, Todo parecía ir sobre ruedas hasta que llegó el camarero con la cuenta. 

Y es que, cuando llegó el momento de pagar, la mujer se negó en rotundo a dividir la cuenta a partes iguales, alegando que él había pedido la mayor parte de la comida y bebida. Asimismo, este encuentro terminó con el joven ruso pagando por completo la cena, que fue un total de 16.000 rublos -154,71 euros-. 

Sin embargo, este conflicto no quedó ahí, pues el hombre decidió acudir directamente a una comisaría para presentar una denuncia contra su cita. Según Oddity Central, después que la pareja discutiera durante varios minutos, la mujer supuestamente se levantó y salió del establecimiento furiosa, obligando al joven a pagar toda la factura. Al parecer, la policía rusa continúa buscando a la mujer, quien se encuentra en paradero desconocido. 

20minutos

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento