Dante, el perro que "murió de tristeza" dos días después de que falleciera su dueño: "Quiso acompañarle en la otra vida"

Las casas con mascota requieren de una limpieza extra.
Un perro disfruta con su familia.
FREEPIK

Tenía ocho años y falleció sin arrastrar enfermedades dos días después de hacerlo su compañero humano. La historia de Dante, el perro que Víctor Coronado compartía con su pareja, ha conmovido a la comunidad de Twitter. Según el tuitero, el animal murió "de tristeza".

Coronado contó este miércoles cómo fueron los últimos días de vida del perro y, en pocas horas, el relato se hizo viral, acumulando miles de reacciones. "Decidió seguir al amor de mi vida cuando falleció", avanzó a través de un hilo.

El animal tenía ocho años y siempre había estado "muy sano". Sin embargo, cuando su otro dueño, Eliot, murió, su estado de salud empezó a empeorar. "Al llegar del trabajo decidí sacarlos a pasear y noté que Dante no podía caminar, asumí que tenía las patitas 'dormidas' y lo saqué así. Al día siguiente empeoró y tuve que llamar a la veterinaria, le hicieron estudios y quedaron de entregármelos al día siguiente", explicó el usuario.

"Al día siguiente me fui a trabajar y Dante estaba bien, le hice cariños y me despedí de él. Me movió la cola y me fui contento porque lo había visto mucho mejor. Me acordé que más tarde me entregarían los análisis y pensé que no tendría nada malo", añadió, lamentando que, tras llegar a casa, se percató de que su perro había muerto. "Lloré tanto, no podía creer que mi novio acababa de morir y días después mi perro también me dejaba. Sentía que me estaba volviendo loco. Me dolía el alma entera".

El usuario apuntó que, tras recibir los resultados del veterinario, la doctora le explicó que el animal había muerto "de tristeza", ya que "a los perros se les bajan tanto las defensas debido a su tristeza que se enferman de todo en cuestión de días". Ahora, solo le queda su otra mascota, Nova.

"Siento que una gran parte de Eliot vive en ella y me recuerda al gran amor que nos tuvimos", valoró, afirmando que su dolor "sigue más vivo que nunca". Eso sí, al saber que los dos están juntos, "en el cielo o en otro universo", le da la paz que necesita para seguir adelante.

L"o entendí todo. Dante, mi perro, había decido acompañar a Eliot en su otra vida para no dejarlo solo y Nova, que era el corazón de Eliot, se había quedado conmigo", zanjó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento