La lección de vida de una maestra de infantil a sus alumnos: "Hay que apreciar lo que tenemos"

Varios niños durante una clase en el colegio Virgen de Europa de Madrid.
Imagen de archivo de una clase.
EUROPA PRESS

En múltiples ocasiones, las escuelas no solo sirven para aprender las materias que se imparten y pasar de curso, sino que también los alumnos se llevan importantes lecciones de vida gracias al ejemplo que inculcan sus profesores. Lola Cabrillana, una maestra de infantil y tuitera, compartió recientemente en la red social una situación que le ocurrió en una clase y que ha sido aplaudida por muchos de sus seguidores por la "gran lección" que dio a los niños.

Tal y como ha contado esta maestra, todo comenzó cuando vio a una niña que "traía una bolsita que estaba un poco gastada". Al preguntarle a la pequeña qué le pasaba, esta le respondió que "un compañero le había dicho que su bolsita del desayuno estaba vieja". Ante esa contestación, la profesora decidió tomar cartas en el asunto. "Me guardo la programación del día en un cajón. Nos sentamos en la asamblea. Desmonto la clase entera", ha explicado en un hilo de Twitter.

La profesora colocó delante de sus alumnos "los juguetes, las piezas, los encajables, todo", y les animó a hacer dos grupos con esos objetos: uno con las cosas nuevas y otro con las viejas. "Muchos de juguetes de sus favoritos también van a parar al montón de los viejos", señaló.

Tras ese ejercicio de separación entre lo viejo y lo nuevo, la maestra invitó a sus alumnos a reflexionar sobre las cosas viejas: "Realmente nos sirven. Nos gusta jugar con ellas. No importa que estén viejas si podemos divertirnos con ellas", ha apuntado.

Esta reflexión sirvió a la profesora para profundizar en el tema que le había llevado a ello. "Cojo la bolsita de la niña. Es una bolsita maravillosa, ella sola trae el desayuno, y no se cae al suelo nada. Sirve, sí, eso es lo importante. A veces las cosas viejas son las mejores", señala la maestra en su mensaje.

Tras esta explicación, un alumno respondió espontáneamente con otro ejemplo que hizo reír a la maestra "a carcajadas", cuenta. "Su abuelo es viejo y lo quiere mucho", comentó el niño, que terminó empatizando con la niña de la bolsita, según ha relatado la maestra.

"Hay que apreciar lo que tenemos. Y eso también se puede enseñar en las escuelas", ha concluido esta profesora de infantil su reflexión en Twitter, que ha sido muy bien recibida por sus seguidores. "Eso es una gran lección para todo el grupo", "así es como se educa a las generaciones venideras", han sido algunos de los comentarios positivos que ha recibido la maestra en la red social.

Otros usuarios han aprovechado también para reflexionar sobre ello: "Me gustan los objetos viejos porque tienen historias detrás, nunca lo había pensado así como lo planteas y tienes razón, verdaderamente fueron apreciados por otros en el pasado", ha comentado un tuitero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento