Unos conductores argentinos rompen el récord mundial de alcoholemia dos veces en un año

Una imagen del alcoholímetro con el récord mundial.
Una imagen del alcoholímetro con el récord mundial.
Policía de Río Negro

Es un triste récord y más triste y peligroso aún que se haya batido con tanta facilidad. Hablamos de la tasa de alcolemia en sangre medida por un control policial en todo el mundo, en este caso en Argentina. 

El marzo pasado un joven conductor de la localidad de Plottier, provincia de Neuquén, en el centro del país, batió el récord mundial de alcoholemia con 5,79 gramos de alcohol por litro de aire espirado al ser examinado por la policía. 

Se le hizo el control porque había metido su coche en una zanja, lo que le provocó heridas leves de las que no quiso tratarse ni ser trasladado al hospital.  

Lo penoso es que la semana pasada otro argentino superó esa ya escandalosa cifra. La noche del 7 de noviembre la policía de General Roca, Río Negro, más al norte de Argentina, recibió una llamada por un conductor que tenía un comportamiento extraño. 

Al realizar una prueba de alcoholemia, los policías comprobaron que tenía una tasa de alcoholemia de 6,26 gramos de alcohol por litro de aire espirado. Pensando que no podía ser, se le repitió la prueba, que confirmó la cifra. También lo hizo el estado del conductor, que no podía articular palabra ni tan siquiera mantenerse en pie. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento