Una empresa instala cámaras en los aseos para controlar cuánto tiempo están sus empleados en el baño

Imagen de archivo de aseos.
Imagen de archivo de aseos.
PIXABAY

Colocar cámaras de vigilancia es un buen recurso para controlar la gente que pasa por la zona donde se instalan, por si ocurriese algún altercado inesperado. Pero hay que saber dónde ponerlas, ya que si es un lugar inadecuado, puede tener ciertas consecuencias.

Una empresa china ha sido criticada por instalar este tipo de dispositivo sobre los aseos para poder controlar a los empleados durante sus descansos para ir al baño.

No es la primera vez que esto ocurre en China. Ha habido empresas que han recortado los salarios de los empleados por pasar demasiado tiempo en el baño, otras que multaron a los trabajadores por usarlo más de una vez al día, e incluso una empresa que instaló temporizadores para controlar los minutos que pasaban en el retrete. 

Pero ninguno de esos ejemplos se acerca a la solución de una empresa tecnológica de Xiamen, en la provincia de Fujian, que, al parecer, instaló cámaras sobre las cabinas de los baños de sus empleados para controlar el uso del teléfono durante las pausas para realizar sus necesidades.

Las fotografías captadas por las cámaras han sido difundidas por las redes sociales chinas, donde se hicieron rápidamente virales. No pasó mucho tiempo hasta que alguien reconoció el fondo como los baños de China Aviation Lithium Battery Technology Co., una empresa estatal especializada en la producción de baterías de litio.

Después de que las imágenes se hicieran virales y de que los medios de comunicación se pusieran en contacto con la empresa para pedir aclaraciones, esta emitió un comunicado en el que admitía que las fotos filtradas habían sido grabadas por su sistema de vigilancia. 

Sin embargo, añadió que las cámaras no se habían instalado hasta este año, con el único objetivo de controlar el consumo de tabaco en los aseos de la empresa. Es cierto que algunas de personas que aparecen en las fotos parecen tener cigarrillos encendidos en la mano, pero, por otra parte, todos estaban utilizando sus teléfonos.

Al parecer, dos de los empleados fueron despedidos y al tercero se le impuso una severa sanción y se le redujo a cero su puntuación mensual de rendimiento.

Se dice que la Brigada de Supervisión de la Seguridad Laboral del Distrito de Xiamen está llevando a cabo una investigación sobre este caso. Pero los expertos legales afirman que la empresa debe rendir cuentas, ya que la instalación de cámaras en zonas no públicas de los aseos viola gravemente la intimidad de los empleados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento