El dueño de un bar lucha contra un cocodrilo y consigue espantarlo a sartenazos

Kai Hansen enfrentándose a un cocodrilo.
Kai Hansen enfrentándose a un cocodrilo.
AIRBORNE SOLUTIONS HELICOPTER TOURS / FACEBOOK

Australia es un país que se caracteriza por su clima y los animales que habitan en su ecosistema. Los cocodrilos forman parte de este y no es la primera vez que son protagonistas de algún altercado.

Kai Hansen es el propietario de Goat Island Lodge, un bar remoto situado en una isla del río Adelaida donde habitan estos animales. Es habitual que los reptiles merodeen por la zona y esto ha llevado a que haya habido un reciente encontronazo.

En un vídeo compartido por Airborne Solutions Helicopter Tours se puede ver como Hansen lucha contra un cocodrilo. El animal parece precipitarse hacia él, quien utiliza una sartén para defenderse y golpearle dos veces en la cabeza. Tras el segundo golpe, el gran reptil se aleja rápidamente y se retira hacia unos arbustos.

"¡La Isla Goat no es un pub promedio y King Kai no es un publicano promedio! Nunca sabes lo que va a servir a continuación" publica la empresa de viajes en su perfil de Facebook.

En aproximadamente un día, el vídeo se hizo viral y actualmente cuenta con 27 mil reproducciones y más de 5.500 comentarios. "Tengo que aprender a llevar una sartén en mi arsenal de armas, parece útil", "Estoy un poco enfadado porque el video no tiene sonido. Quería escuchar el sonido del golpe", son algunos mensajes que se pueden ver en respuesta al vídeo.

"No diría que es algo cotidiano, pero tengo que mantenerme a salvo y hacer lo que pueda", declaró Hansen al Daily Mail Australia en defensa de su acto.

No es la primera vez que el propietario de este establecimiento se enfrenta a un cocodrilo. Hasta 2018 tenía una perrita llamada Pippa que cargaba contra los cocodrilos para asustarlos y devolverlos al agua, lo que a su vez fue noticia nacional. Sin embargo, ese año un cocodrilo, conocido por Hansen como Casey, atrapó a la perra y la mató.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento