Una mujer compra una réplica de un busto del Imperio romano y resulta ser auténtico con más de dos mil años de antigüedad

La mujer posando con una noticia sobre su busto.
La mujer posando con una noticia sobre su busto.
TEMPLEOFVINTAGE / INSTAGRAM

Los coleccionistas compran sus objetos en muchas ocasiones con la etiqueta de segunda mano. Lo adquieren por poco dinero en comparación de otras cosas. Sin embargo, a veces se llevan sorpresas que incluso les aporta mucho más beneficio de lo que gastaron.

Eso mismo le ha pasado a Laura Young, una coleccionista de Austin, Texas, que adquirió en 2018 una réplica de un busto del Imperio romano en una venta de segunda mano. Pagó por él 34.99 dólares, es decir, alrededor de 33 euros. 

Desde que la chica vio el objeto intuía que tenía un valor mucho mayor que por el que lo había comprado. Se sumergió en una investigación para conocer su procedencia e historia, a través de diversas casas de subastas y expertos de universidades. Finalmente, llegó a la conclusión, junto a un consultor, de que se trata de un busto del comandante romano Druso Germánico.

También descubrió el camino del objeto hasta llegar a sus manos. Según sus investigaciones, el busto perteneció al rey Luis I de Baviera, siendo robado a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Aunque toda la historia ha salido ahora a la luz, Laura Young lleva con el busto cuatro años, pero no ha sido hasta este 2022 cuando ha podido relatar todo por las negociaciones legales.

Como escultura y descubrimiento histórico, será expuesto en el Museo de Arte de San Antonio hasta 2023, cuando regresará a Baviera. Además, Young ha recibido por su parte una gran compensación al ser quien hizo el hallazgo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento