Spearmint, la foca que se está rehabilitando de su adicción a los humanos: "Cuando era libre se habituó a ser alimentada por los turistas"

Spearmint, la foca que necesita rehabilitación por su adicción a los humanos.
Spearmint, la foca que necesita rehabilitación por su adicción a los humanos.
JESSICA COLLINS / FACEBOOK

Las drogas y el alcohol son algunas de las adicciones más peligrosas y conocidas, pero también existe la adicción a la tecnología, el sol o el ejercicio. Sin embargo, el colmo de la rareza es tener que rehabilitarse de los humanos, como le ha pasado a esta foca.

Spearmint, que se podría traducir como "menta", es el nombre de este mamífero pinnípedo que ha desarrollado una adicción a las personas que puede ser peligrosa para su salud, por lo que se está sometiendo a un tratamiento para reeducarla de cara a ser liberada de nuevo en la naturaleza.

El animal fue visto por primera vez hace unos siete meses en la bahía de Cawsand (Cornualles, Inglaterra) y, desde entonces, comenzó a hacerse famosa entre los británicos y turistas que pasaban por allí. La foca incluso se bañaba con los nadadores, se agarraba a las tablas de paddleboard de los bañistas y se acercaba a las inmediaciones de un pub de la playa.

Spearmint, que tiene su propia cuenta de Facebook, es de lo más amigable y adorable, y las personas que han estado con ella han disfrutado enormemente de su presencia, pero lo cierto es que se ha habituado tanto a los humanos que es malo para ella, pues se ha vuelto muy dependiente.

La Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad con los Animales (RSPCA) está preocupada por la foca, por lo que ha iniciado un proceso de rehabilitación del animal, por segunda vez, pues ya se habituó a la presencia humana y tuvo que ser apartada.

Desde el pasado 7 de abril, Spearmint se encuentra en las instalaciones de la RSPCA de Somerset, que la está preparando para devolverla a la naturaleza al norte de Escocia, donde será menos probable que se vuelva a topar con la civilización.

Jessica Collins, trabajadora de las protectoras benéficas Cornwall Seal Group Research Trust y British Divers Marine Life Rescue, fue quien rescató al mamífero marino, que se trata de un animal en peligro de extinción.

"Su interés por los humanos aumentó una vez liberada, tras ser alimentada regularmente por los turistas", declaró a BBC News la experta conservacionista, que señala que, si no es posible mantenerla alejada de los humanos, tendrá que vivir en cautividad.

"Esta pobre foca es un ejemplo de lo que ocurre cuando los humanos alimentan y se habitúan a un animal salvaje", destacó. "El animal es el que sufre, se ha acostumbrado demasiado a las personas".

Un representante del British Divers Marine Life Rescue explicó que el comportamiento de la foca había cambiado: "Se ha visto tristemente afectada por la gente que la alimentaba en la naturaleza, lo que hizo que se volviera demasiado amistosa".

"El mensaje clave en todo momento ha sido dar espacio a las focas y no alimentarlas, y esperamos que esto se transmita más allá de la historia de Spearmint para evitar que esto vuelva a suceder a otra foca", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento