Un hombre sobrevive milagrosamente al ataque de un grupo de cocodrilos 

Imagen de archivo de un grupo de cocodrilos
Imagen de archivo de un grupo de cocodrilos.
PIXABAY

Alexander Chimedza, nombre del protagonista de esta historia, pasó varios meses en el hospital recuperándose de un feroz ataque provocado por un grupo de cocodrilos mientras se encontraba pescando en un estanque de la ciudad de Nyamhunga (Zimbabue).

El incidente tuvo lugar en enero, cuando el hombre llegó al lugar para buscar gusanos rojos que planeaba usarlos como cebo para pescar. Desafortunadamente, tan pronto como se acercó a la orilla, la víctima fue atacada. 

Afirma que un cocodrilo trató de agarrar su mano izquierda, pero él instintivamente la apartó, antes de que otro cocodrilo lograra morder su mano derecha. “Me tiró al agua y giró en una dirección, y en ese momento me di cuenta de que mi mano se rompería si me resistía. Así que dejé que mi mano fuera en la dirección en la que se torció”, afirmó a The Herald.

Justo cuando luchaba con los cocodrilos, los amigos y conocidos de Alexander llegaron y arrojaron piedras grandes a los animales, lo que finalmente les obligó a alejarse nadando, dejando al hombre muy malherido. 

Lo sacaron del agua y lo llevaron rápidamente al hospital, donde los médicos limpiaron las heridas profundas que tenía, le realizaron varias cirugías y le implantaron quirúrgicamente varias placas metálicas para ayudar a fusionar los huesos rotos.

No puedo trabajar y mantener a mi familia como antes. Ahora confío en los simpatizantes para sobrevivir”, comenta el hombre, que ya no puede mover su brazo derecho, pero la placa de platino permanente instalada en su hombro derecho le permite tener el brazo sujeto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento