Una pareja se pasa un mes viviendo en el balcón porque afirma que hay actividad paranormal en la casa

La pareja informaba de que, al principio, solo eran "sombras negras".
La pareja informaba de que, al principio, solo eran "sombras negras".
STOCKSNAP / PIXABAY

Una pareja de Replonges (Francia) vive en una tienda de campaña en el balcón de su apartamento porque, según afirma, está embrujado. Un médium les dijo que detectó al espíritu de una mujer que quería que se marcharan pero, al no poder permitirse otra casa, han permanecido así por un mes.

"Comenzó con sombras negras", explica la pareja al medio francés de Le Progres. "Luego fue a más: la luz se apagaba aleatoriamente, la televisión se encendía sola, el teléfono se congelaba sin motivo, la vajilla hacía ruidos extraños..."

Patricia, David y sus dos hijos se mudaron a su apartamento del parque social de Semcoda, en Replonges, el pasado mes de septiembre. Patricia afirma que su hija fue quien empezó a ver cosas extrañas poco después de mudarse y, al cabo de un tiempo, toda la familia se convenció de que había actividad paranormal.

La pareja buscó un servicio de alguien conocido como "magnetizador", una especie de médium que, informan, utiliza la energía magnética para detectar espíritus. Tras investigar la casa, les comentó que estaba embrujada por el espíritu "atrapado" de una mujer del siglo XIX que quería que se fueran.

El hogar fue construido en 2016 dentro de un terreno que anteriormente albergaba un antiguo hangar. Después de presenciar estos episodios, la familia decidió instalar la tienda de campaña en el balcón "para poder dormir tranquilos", y la han estado utilizando durante más de un mes.

Han expresado que están viviendo "como indigentes" dado que no pueden permitirse el lujo de mudarse a otra casa. Como David es discapacitado, les resulta imposible conseguir una plaza fuera del programa de asistencia social francés. 

La empresa que gestiona el parque, Semcoda, niega que ocurra algo malo en el apartamento y justifica que ha sido alquilado dos veces anteriormente. A la espera de que se les proporcione otra casa, por lo pronto no les queda otra que pasar las noches en el balcón. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento