Una cámara de vigilancia graba las travesuras de un perro obsesionado con las sillas de jardín

Las travesuras no son iniciativa solamente de los niños, sino que los animales también hacen de las suyas. Este es el caso de un gracioso perro que se divierte ante la ausencia de los dueños de casa. Las cámaras de seguridad del hogar, han sido testigo de los divertidos movimientos de la mascota desordenando, en cada momento, las sillas en el exterior de la casa.
Las travesuras no son iniciativa solamente de los niños, sino que los animales también hacen de las suyas. Este es el caso de un gracioso perro que se divierte ante la ausencia de los dueños de casa. Las cámaras de seguridad del hogar, han sido testigo de los divertidos movimientos de la mascota desordenando, en cada momento, las sillas en el exterior de la casa.
Las travesuras no son iniciativa solamente de los niños.
Wochit

A veces es muy complicado descifrar algunas actitudes y comportamientos de los animales. En lo que se refiere a las mascotas, los gatos se llevan la palma siendo molestos, tirando cosas o metiéndose en cualquier sitio. 

Sin embargo, algunos canes no se quedan atrás. En el vídeo se puede ver a un perro que cada vez que sale al jardín y ve las sillas apoyadas en la mesa, se acerca a ellas y les da con la pata para tirarlas

Una y otra vez en las imágenes el animal se acerca a las sillas y no se queda tranquilo si no tira al menos una de ellas, en varias ocasiones hasta dos. Las imágenes fueron captadas por una cámara de vigilancia que la familia tiene instalada en el jardín de su casa. 

Oscar, que así se llama el perrito, es un samoyedo de dos años y medio. Karaioannoglou, el dueño, dijo: "Ni siquiera se sienta en las sillas. Solo le gusta tirarlas. No para de hacerlo". 

A pesar de que Oscar suele portarse muy bien en presencia de la familia, cuando se le deja solo la cosa cambia. Por eso el dueño instaló cámaras para vigilarle. "Al principio compré el circuito cerrado de televisión para poder vigilar a Oscar mientras yo estaba fuera. Una noche, mi hermana y yo lo vimos por Internet y vimos que era él quien estropeaba las sillas. Sin embargo, le queremos y lo único que pudimos hacer fue reírnos", declaraba. 

"Siempre está trasteando con las cosas. Se comporta correctamente si le decimos lo que tiene que hacer, pero si le dejamos solo probablemente se comería nuestros zapatos y calcetines. Le gusta jugar con todo lo que ve", continúa diciendo el griego, ante esta obsesión por las sillas de Oscar, que lleva atormentándole desde hace seis meses. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento