Un niño recibe cartas 'Pokémon' difíciles de encontrar después de vender las suyas para salvar a su perro 

Dueño y perrito
Bryson y su perro Bruce.
YOUTUBE

A principios de este mes los medios estadounidenses se hicieron eco del emotivo gesto de un pequeño de ocho años de Virginia, quien había puesto a la venta su colección de cartas Pokémon para poder salvar a su compañero perruno. 

Bryson Kliemann quiso vender sus cartas debido a que a su perro, Bruce, le diagnosticaron el virus conocido como Parvo, que afecta principalmente a los cachorros. Su madre, Kimberly, llevo al perro al veterinario, pero la factura para el tratamiento de dicho virus llegaba a los 700 dólares (más de 570 euros). 

La decisión de Bryson de vender sus cartas pilló a su madre de sorpresa, por lo que también hizo una página de GoFundMe con una meta de 800 dólares (más de 600 euros), pero cuando se empezó a correr la voz sobre la generosidad de su hijo, las donaciones pronto superaron los más de 2.000 dólares (unos 1.600 euros). 

Durante una entrevista al medio estadounidense Local 12 News, el pequeño contó como fueron los primeros momentos al conocer el estado de su mascota: "Me puse un poco triste porque, por lo general, mi hermano y mi hermana juegan entre ellos y yo no tengo con quién jugar. Entonces, suelo jugar con Bruce".

Tras haber recaudado todo ese dinero, el perro pudo obtener un tratamiento adecuado para el virus y posteriormente reunirse con su familia. Sin embargo, las buenas noticias no se detuvieron allí, ya que cuando los empleados de Pokémon con sede en Bellevue, Washington, se enteraron de su historia decidieron hacerle un pequeño regalo

Según ha informado WSLS los empleados han mandado a Bryson varias cartas Pokémon muy difíciles de encontrar y así poder reponer las que tuvo que vender. Junto a ellas también había una carta en la que expresaban la admiración por el pequeño: "Nos inspiró mucho tu historia sobre la venta de tus tarjetas para la recuperación de tu perro, estas cartas te ayudarán a reemplazar las otras". 

Con el dinero sobrante de lo recaudado, la familia se ha hecho cargo de destinarlo a pagar los gastos médicos de otras mascotas en el suroeste de Virginia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento