Olly Eley se convierte en la primera persona no binaria en posar para la portada de la edición británica de ELLE

Olly Eley.
Olly Eley.
PONYBOY.US / INSTAGRAM

La modelo británico-australiana Olly Eley se ha convertido en la primera estrella no binaria en posar para la portada de la revista ELLE en Reino Unido. Con esto, la joven ha encontrado un "lugar intermedio" después de haber pasado gran parte de su vida "despreciando" su cuerpo.

Olly Eley es un agente, lo que quiere decir que carece de género. Explicó que no tenían un lenguaje para entender cómo se sentían cuando eran más jóvenes. La modelo, que nació mujer, agregó que le habría gustado haber sabido, a medida que crecía, que estaba bien que existiera ese "lugar intermedio".

Eley explicó a la revista: "Después de años de despreciar el cuerpo con el que nací, incapaz de relacionarme de ninguna manera con el género que me asignaron al nacer, por fin había encontrado una forma de existir en el mundo que tenía sentido para mí".

"Nunca me he sentido mujer, pero tampoco me he sentido hombre. Si hubiera una línea delgada que conectara los dos géneros, sería un punto flotando en algún lugar entre los dos, pero sin estar atado a la línea por completo. Es la única forma en que puedo describirlo", agregó.

La modelo explicó, además, que solo fue consciente de que podía controlar su género cuando se trasladó a Sídney (Australia): "Mi mente se abrió y se inundó de luz. Estaba toda esa comunidad queer de la que no tenía ni idea de que existía". Eley añadió que descartó someterse a una mastectomía y, en su lugar, optó por vendarse el pecho.

"Hay innumerables cirugías diferentes que algunas personas trans eligen tener para sentirse más cómodas en sus cuerpos; pero yo me siento tan desconectado de cualquier género que ningún cuerpo se sentirá perfecto jamás", explicó. "Elegí no someterme a una cirugía superior, ya que ese cuerpo tampoco me habría servido. En cambio, quería la opción de atar, un método para comprimir, el pecho, para dar una apariencia más plana. El tamaño de mi pecho, anteriormente, significaba que no podía hacerlo de manera efectiva".

"Así que tuve una reducción para darme ese control sobre mi apariencia. Me ato no porque me avergüence de mi cuerpo, sino porque la autonomía de hacerlo me hace sentir seguro. No soy fluido cuando cambio entre géneros y pronombres. Soy un agente, completamente desprovisto de género, y lo que hago con mi cuerpo, ya sea desnudo o con un traje de nieve completo, no lo cambia", explicó Olly.

Además, Eley agregó que podría ser un modelo a seguir para los niños trans y no binarios: "Cuando alguien no es ninguno, ambos o todos los anteriores en términos de su género, como yo, la gente puede ponerse a la defensiva y ser reacia a aceptar que existe una zona gris. Los niños trans y no binarios necesitan escuchar que son hermosos y dignos de amor y una vida plena".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento