Una serpiente marina venenosa que se consideraba extinguida aparece de nuevo en Australia

Una serpiente marina de nariz corta, Aipysurus apraefrontalis, que se pensaba extinta.
Una serpiente marina de nariz corta, Aipysurus apraefrontalis, que se pensaba extinta.
Schmidt Ocean Institute/Conor Ashleigh

La Aipysurus apraefrontalis es un ofidio cuyo nombre vulgar es serpiente marina de nariz corta y que no se veía desde 1998, por lo que se la consideraba una especie extinta. 

Sin embargo, unos científicos la avistaron nuevamente el 12 de abril en Australia, a 67 metros de profundidad en el arrecife Ashmore, donde hace medio siglo esa especie era muy abundante y de donde desapareció, como otras 17 especies más de ese hábitat.  

El hallazgo de esta serpiente venenosa fue casual, pues los científicos estaban usando robots submarinos para estudiar conchas en el fondo marino cuando la serpiente apareció en sus pantallas, según explicó la investigadora Blanche D'Anastasi, del Instituto Australiano de Ciencias Marinas.

Las Aipysurus apraefrontalis son serpientes que superan el medio metro de longitud y que viven muchos años, pues su crecimiento es lento. 

Prefieren el agua a más de 10 metros de profundidad, pero descansan durante el día debajo de los salientes de coral a menos de 2 metros. Respiran en la superficie y pueden pasar bajo el agua hasta dos horas seguidas. 

Estas serpientes se alimentan en las llanuras de los arrecifes y tienen un veneno fuerte que usan para matar a sus presas, que suelen ser anguilas y otros animales marinos similares. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento