Cierran una carretera para dejar el camino libre a ranas y sapos: "Estaban aquí antes que la carretera"

Imagen de archivo de una señal de tráfico sobre el paso de ranas.
Imagen de archivo de una señal de tráfico sobre el paso de ranas.
WIKIMEDIA
Ranas en las carreteras de Estonia.
Wochit

Como cada año, la primavera es la época de cría de las ranas y sapos en Estonia, pero este año en la capital, Tallin, han tomado una decisión diferente para garantizar la seguridad de estos anfibios a pesar de lo que perjudique a las personas.

Las autoridades de la ciudad han decidido cerrar por las noches una de sus carreteras por la que pasan miles de ranas y sapos para que puedan llegar a los estanques donde crían sin peligro de ser atropellados.

Otros años, eran los voluntarios los que se encargaban de transportar a los animales salvando a decenas de miles de estos anfibios, incluidos unos 2.000 durante 2020. Pero este año, las restricciones por la Covid han impedido que lo puedan volver a hacer, por lo que el cierre temporal de la carretera ha sido la solución para que las ranas y sapos continúen con su proceso de reproducción, tal y como ha informado Reuters.

"Las ranas estaban aquí antes que la carretera. Ahora los estanques donde se reproducen están a un lado de la vía y su lugar de hibernación está al otro. Así que se ven obligadas a cruzar", explicó Kristel Saarm, voluntaria del Fondo Nacional de Estonia.

Mientras utilizan esta solución temporal, las autoridades de Tallin estudian construir un túnel subterráneo para que puedan cruzar o instalar un estanque en el lado en el que hibernan para que no tengan que pasar por la carretera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento