Así explicaba 'Érase una vez el cuerpo humano' cómo surgen los trombos

Una imagen de la serie animada 'Érase una vez el cuerpo humano'.
Una imagen de la serie animada 'Érase una vez el cuerpo humano'.
123 RECURSOS EDUCATIUS / YOUTUBE

Un equipo de expertos de la Universidad de Greifswald, en Alemania, halló la pasada semana la explicación a los casos de trombos y problemas de coagulación registrados en algunas personas que recibieron la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus. Los investigadores bautizaron los episodios de trombos con el nombre de síndrome de trombocitopenia inmunitaria protrombótica inducida por vacuna, cuya explicación ya la proporcionó, hace 30 años, la serie televisiva de dibujos animados Érase una vez el cuerpo humano.

La ficción explica, con un enfoque didáctico, los detalles sobre dicho síndrome a partir del minuto 7:20, algo que puede interesar a quienes deseen acceder a información presentada de forma sencilla acerca de este asunto. Los casos de trombocitopenia inmune se dan porque los anticuerpos creados por AstraZeneca serían los que atacan a las plaquetas generando la trombosis.

Los episodios de trombos tienen lugar tras una "combinación muy inusual de síntomas": coágulos sanguíneos generalizados y un recuento bajo de plaquetas, a veces con sangrado. Esta combinación "se asemeja a un efecto secundario poco común de la heparina, un anticoagulante llamado trombocitopenia inducida por heparina (HIT)", contó Andreas Greinacher, el especialista en coagulación que ha dirigido el estudio, en un artículo publicado en Science.

La vacunación con AstraZeneca está en entredicho, prácticamente, desde su  implementación. De hecho, este miércoles, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha determinado que los extraños casos de trombosis pueden estar relacionados con ella y que deberían clasificarse como "efectos secundarios muy raros". Una evaluación que llega en pleno debate sobre la seguridad del suero y la muerte de varias personas en Europa (por lo menos, dos en España) días después de haberlo recibido.

No obstante, aunque la EMA no recomienda detener la vacunación con este medicamento, sí pide a sanitarios y personas vacunadas que estén pendientes por si experimentaran algún síntoma sospechoso en las dos semanas siguientes a recibir la inyección. "Las personas que hayan recibido la vacuna deben pedir asistencia sanitaria de forma inmediata si desarrollan síntomas de la combinación de trombos y bajo nivel de plaquetas", advierten.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento