Juzgan a una madre por falsificar vídeos de rivales de su hija animadora para que las echaran del equipo

Varias animadoras realizan un número de baile durante un descanso del partido perteneciente al grupo D de la Copa del Mundo de Baloncesto 2014 entre México y Australia, celebrado en Las Palmas de Gran Canaria.
Varias animadoras realizan un número en el descanso de un partido. 
ELVIRA URQUIJO / EFE

Una madre de Pensilvania (EE UU) ha sido acusada de falsificar videos de las rivales de su hija en el equipo de animadoras para intentar que las echaran del equipo.

Raffaela Spone, de 50 años, fue acusada de tres cargos de acoso cibernético a un menor y tres cargos de acoso después de que la descubrieran enviando fotografías y vídeos manipulados de compañeras de secundaria de su hija, para que pareciera que estaban desnudas, que fumaban o bebían, según los fiscales. 

La idea era que esas imágenes provocaran la expulsión del equipo de esas chicas, favoreciendo así a su hija, eliminando a sus rivales. 

El Departamento de Policía de Hilltown comenzó la investigación en julio de 2020, después de recibir denuncias de acoso a un menor por mensaje de texto. Al parecer, la mujer también había molestado por mensaje a algunas compañeras e incluso había tratado de incitarlas al suicidio. 

"Se alega que la sospechosa cogió una foto real y la editó a través de una aplicación de photoshopping para que pareciera que esta adolescente no tenía ropa, cuando en realidad esa imagen era una captura de pantalla de las redes sociales de la adolescente en la que ella tenía puesto un traje de baño", explica e su acusación el fiscal de distrito del condado de Bucks, Matt Weintraub.

En otra ocasión una de las animadoras recibió un vídeo que fue difundido en el que aparecía fumando, pero era también un vídeo manipulado. 

Según las primeras hipótesis, la hija de la acusada no estaría al tanto de la campaña de manipulación y acoso que supuestamente estaba llevando a cabo su madre. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento