Una ilusión óptica elaborada por un español se corona como la mejor obra de arte urbano de Francia

La obra de Borondo aún no está terminada.
La obra de Borondo aún no está terminada.
Ville de Boulogne-sur-Mer / FACEBOOK

Cada año, un popular portal francés dedicado al arte urbano organiza un concurso nacional para premiar el arte callejero. En esta ocasión, la mejor obra de 2020 ha sido una ilusión óptica que se encuentra en un tramo de escaleras de la ciudad costera de Boulogne-Sur-Mer.

Si se observa desde el ángulo correcto, la pintura llevada a cabo por el artista callejero español Gonzalo Borondo en la calle Baudelocque parece una puerta de metal elaborada con bajorrelieves a cada lado. Al acercarse, sin embargo, puedes darte cuenta de que no puedes cruzar la puerta, pues se trata de una ilusión óptica.

El fresco de Borondo está destinado a ser una alegoría de la vida, según ha explicado el director del festival de arte callejero de la ciudad, Abid Amziane: "Primero ves una puerta cerrada y puedes pensar que en la vida todo está cerrado. Pero al subir en cada paso, alcanzas etapas, como la conciencia o el libre albedrío. Y en el séptimo y último nivel, comprendes que la vida acaba de comenzar y que nunca debes dejarlo ir".

Sin embargo, resulta curioso que, a pesar de ser la ganadora del festival, la obra de Borondo no está terminada. Debido a la lluvia, el español solo pudo llevarla a cabo durante cuatro días, en lugar de los siete previstos. Por ello, se espera que regrese durante 2021 para terminar la obra.

"Es bien merecido. Es un gran reconocimiento para el artista, para la ciudad y para nosotros", explicó Amziane. "Tiene una gran demanda, pero el objetivo es volver a verlo aquí pronto".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento