Tom Ford lanza un perfume con un aroma muy especial... A las muñecas de nuestra infancia

A algunas personas el olor de este perfume les transporta a su infancia.
A algunas personas el olor de este perfume les transporta a su infancia.
UNSPLASH

Es cierto que cada persona tiene una memoria olfativa totalmente diferente, por ejemplo, el romero que nos recuerda a nuestra abuela, el incienso que ponía nuestra tía mística en la entrada de su casa o el olor del cloro que nos lleva a las clases de natación que tomábamos cuando éramos pequeños. 

Muchas veces un olor característico desbloquea un recuerdo que nos transporta directamente a nuestra infancia, cosa le ha pasado a Blanca del Río, periodista de belleza, cuando olió por primera vez Tubéreuse Nue, el nuevo perfume de Tom Ford.

Según cuenta la periodista, nada más percibir la primera vaporización del perfume, se dio cuenta: "Huele a Nancy, a las muñecas de Feber, a los Nenucos recién salidos de su caja… huele a muñeca como ningún otro perfume lo ha conseguido antes", comentaba para Elle.

El secreto de esta fragancia radica en la flor del nardo, que combinada con el jazmín, nos dan una sensorialidad de inocencia. Aunque no nos podemos dejar engañar, ya que según pasa el tiempo, las notas que se quedan de pimienta timut, ante, pachulí, cacao y azucenas nos envuelven en un halo de sensualidad. 

Otro punto a destacar es su perdurabilidad gracias al almizcle de madera de agar, el haba tonka y la madera de oud, que lo acaban convirtiendo en un perfume intenso, pero a la vez delicado gracias al aroma floral, perfecto tanto para hombres como mujeres.

Si hay que sacarle un "pero", es sin lugar a dudas su precio. Esta exclusiva botella de 250 ml alcanza los 735 €, por lo que este artículo de lujo, desgraciadamente, no está hecho para todos los bolsillos.

Perfume 'Tubéreuse Nue' de Tom Ford.
Perfume 'Tubéreuse Nue' de Tom Ford.
TOM FORD
Mostrar comentarios

Códigos Descuento