Un 'hacker' bloquea varios cinturones de castidad inteligentes y exige a sus víctimas un rescate para liberarlos

El cinturón de castidad CELLMATE.
El cinturón de castidad CELLMATE.
Qiui

Hace unos días, informábamos que el cinturón de castidad para hombres de la empresa Qiui había sufrido un fallo de ciberseguridad que permitía a cualquiera hackearlo y bloquearlo a distancia... para siempre.

Ahora se ha conocido un caso real y llamativo de la mala experiencia que puede suponer que ciertos aparatos sean inteligentes.

Un hacker tomó el control de varios cinturones de castidad inteligentes que se encontraban conectados a Internet y exigió que se pagara un rescate en Bitcoin para desbloquearlos.

"Tu pene es mío ahora", le dijo el pirata informático a una de las víctimas, según una captura de pantalla de la conversación obtenida por un investigador de seguridad.

Según su relato, y el de varias víctimas entrevistadas por Motherboard, el fabricante del cinturón de castidad, utilizado mucho en la comunidad BDSM, había dejado una API expuesta, dando la oportunidad de oro a los piratas informáticos malintencionados de coger el control de los dispositivos.

Una víctima que pidió ser identificada solo como Robert aseguró que recibió un mensaje de un pirata informático que exigía un pago de 0.02 Bitcoin (alrededor de 750 dólares) para desbloquear el dispositivo. Se dio cuenta de que su cinturón estaba definitivamente "cerrado" y que "no podía acceder a él".

"Ya no era el dueño del cinturón, así que no tenía control total sobre él", le dijo a Motherboard otra víctima que se hace llamar RJ. RJ aseguró que recibió un mensaje del hacker, quien dijo que tenían el control del aparato y quería un pago para desbloquearlo.

Estos trucos, aunque vengan de parte de gente con malas intenciones, ponen de manifiesto, una vez más, que el hecho de que pueda conectar algo a Internet no significa que tenga que hacerlo, especialmente si no se protege el dispositivo o su conexión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento