Impiden el paso de vehículos a una calle para proteger a un león marino y su cría, que viven en un campo de golf

León marino.
León marino.
WIKIPEDIA

El ayuntamiento de Dunedin, una ciudad situada en Nueva Zelanda, decidió, el pasado 12 de enero, cerrar el paso a los vehículos a la calle John Wilson Drive debido a que un león marino escogió un campo de golf local para dar a luz a su cría y cuidar de ella.

Tal como anunciaron las autoridades a través de Facebook, con la medida en vigor, la madre y el bebé pueden atravesar el camino para acceder al agua con total seguridad.

Según RNZ, el animal fue captado por primera vez a principios de enero y, desde entonces, anida entre los arbustos situados cerca del hoyo 13 del club de golf Chrisholm Links. Aunque se trata de la quinta cría del león, es la primera nacida en un campo de golf, señala el Departamento de Conservación local, que insistió en restringir el paso de vehículos a la zona.

"Mientras los golfistas les den una distancia respetuosa, sean conscientes de que están ahí y no lancen las pelotas de golf en su dirección, creo que debería salir bien", apuntó el guardabosques de la organización. Además, añadió que los paseadores de perros tendrán que ser más prudentes y mantener a sus mascotas sujetas con correa, pues no tienen costumbre de encontrarse con este tipo de animales.

"Me imagino que una nueva mamá podría ser bastante protectora con un nuevo bebé, pero hasta ahora no hemos recibido ningún informe de los miembros sobre ningún comportamiento inusual o agresivo, y ni siquiera hemos tenido un miembro que diga que han visto el león marino o el cachorro", comentó el gerente del club.

Durante este año, las autoridades ambientales de Dunedin esperan el nacimiento de unos veinte leones marinos. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, esta es la especie de león marino más amenazada del mundo y, de ella, quedan menos de 10.000 ejemplares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento