"Rodolfo, el elfo más golfo", la original versión del calendario de adviento creada por unos padres

  • La idea surgió durante el confinamiento y ahora ha sido puesta en marcha con la llegada del adviento. 
Rodolfo, el elfo más golfo, en su primera visita.
Rodolfo, el elfo más golfo, en su primera visita.
TWITTER / DANIEL LORENZO

El confinamiento ha hecho que muchos padres desarrollen su creatividad para poder hacer que sus hijos se entretengan en casa. Sin embargo, el escritor Daniel Lorenzo y su mujer han puesto en marcha un especial calendario de adviento para sus hijos.   

En la noche del 1 de diciembre, Daniel Lorenzo compartió en sus redes su original idea. "Le hemos preparado a Groucho (su hijo Manu) un calendario de adviento un tanto distinto. Ojalá lo disfrute tanto como nosotros. Os mantendré informados...", comentó el escritor en Twitter. 

El calendario está protagonizado por Rodolfo, el elfo más golfo, que así es como se presentó el ayudante de Santa Claus mediante una carta en la que explica sus intenciones al hijo de la pareja. "Soy Rodolfo, el elfo más golfo. Papá Noel me ha enviado para vigilar cómo te portas, para saber si te mereces buenos regalos o no", comienza la misiva. 

"Como soy así de travieso, en vez de hacerle caso, te voy a ofrecer un trato. Me vas a dejar dormir durante todo el día y a cambio yo le diré que has sido bueno", continúa el discípulo de Papá Noel. Rodolfo, que no tiene un pelo de tonto, pide a cambio de su silencio que le cubra de sus trastadas nocturnas ante sus padres. "Cuando por la mañana te despiertes y veas mis travesuras quiero que me defiendas delante de tus padres y tu hermanito. Si lo haces, te iré dejando un regalo distinto cada día", propone el elfo. 

Tal y como prometió Daniel Lorenzo en su primer tuit, día a día va compartiendo las diferentes travesuras que el elfo va realizando en sus paseos nocturnos y que su pequeño trata de desmentir a diario a cambio del preciado obsequio. Entre las bromas que Rodolfo ha llevado a cabo en sus primeros días en la casa, se encuentra la construcción de una tirolina en el salón, ver películas en la madrugada, realizar partidas de cartas clandestinas entre los peluches, comerse la Nocilla o llamar al timbre de los vecinos durante la noche, entre otras. 

La última trastada, cometida en la madrugada del viernes, ha sido dar de comer a los dinosaurios de juguete. "Ya verás todo lo que tenemos planeado", responde el escritor a uno de los usuarios que le felicita por la original idea. Ya solo con esta contestación es imposible dejar de pensar en cuál será la próxima faena del  elfo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento