La hibernación de una serpiente trunca los planes de Elon Musk para construir la primera fábrica de Tesla en Europa

El dueño de Tesla, Elon Musk, quiere levantar un fábrica de coches eléctricos en un paraje a las afueras de Berlín (Alemania). Poner el Made in Germany en sus vehículos y empezar a producir el año que viene. Pero un imprevisto ha trastocado todos sus planes: la hibernación de la serpiente Coronella ha paralizado las obras, con los costes que eso supone, y además sin saber hasta cuando.
La hibernación de la serpiente Coronella ha paralizado las obras de la fábrica.
ATLAS
La hibernación de la serpiente Coronella ha paralizado las obras de la fábrica.
ATLAS

Elon Musk lleva tiempo deseoso de poder abrir su primera gran fábrica de Tesla en Europa, y ya en verano de este año mostró una foto de cómo iba a ser esta gran construcción situada en Berlín, Alemania. Sin embargo, una serpiente ha hecho que se paralicen todo el proyecto y el magnate haya visto truncados sus deseos de expansión.

La fábrica de famosos coches eléctricos y autónomos iba a tener su emplazamiento en un paraje a las afueras de la capital germana y todo apuntaba que podría empezar a funcionar el año que viene. Pero la hibernación de la serpiente Coronella ha hecho que se paren las obras.

Este contratiempo supone un coste para el proyecto, además de que se desconoce, de momento, cuándo se reanudará la construcción. Y es que las leyes alemanas establecen que, para un proceso de este tipo, las autoridades locales han de consultar con las organizaciones medioambientales.

Los grupos ecologistas han rechazado el permiso de obras porque se requiere una deforestación que amenaza a este tipo de reptil, que actualmente está en hibernación. Las autoridades alemanas han iniciado una auditoría para poder tratar el tema, pero por el momento Elon Musk y Tesla han tenido que paralizar su fábrica gigante en Berlín por orden de los tribunales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento