Un buzo lucha contra un tiburón martillo y logra escapar tras golpearlo con un bastón de cámara

Un ejemplar de tiburón martillo fotografiado en las aguas de la Isla del Coco, Costa Rica.
Imagen de archivo de un tiburón martillo.
Rodtico21-Wikimedia Commons

Dion Creek, de Queensland (Australia), se encontraba buceando en busca de cangrejos cuando, de pronto, su mirada se cruzó con la de un tiburón martillo con el que se vio obligado a pelear para salir con vida.

La única arma del hombre era el bastón de la cámara con la que se encontraba grabando las profundidades del océano. En una entrevista, Creek explicó: "Me estaba ocupando de mis propios asuntos y el tiburón vino directamente hacia a mí. Mirando hacia atrás, en realidad he tenido mucha suerte".

Las imágenes de la cámara del buzo solo muestran el primer encuentro con el tiburón, pero Dion Creek apuntó que tuvo que luchar con el animal dos veces más antes de que se alejara nadando.

Según explicó a 9 News, se encontraba ajustando la cámara cuando, por el rabillo del ojo, vio al tiburón: "Empujé la primera vez, me atacó de nuevo. Lo golpeé por segunda vez y lo aparté por tercera vez, solo para alejarme de él. Yo era la única persona en el agua".

Creek añadió que esta era la primera vez que tenía un encuentro con un tiburón martillo de ese tamaño y que, a partir de ahora, intentaría ser más cauteloso: "No quiero ser una estadística, así que la próxima vez debo ser más cuidadoso y tomar más precauciones de seguridad, y tener otro buzo en el agua".

Por lo general, este tipo de tiburones pueden crecer hasta seis metros, tener 17 filas de dientes y se alimentan, principalmente, de pulpos y otros peces. Sus ojos, más abiertos de lo habitual, les otorgan un mayor rango visual que el que poseen la mayoría de los tiburones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento