Una amante de los animales convive con 480 gatos y 12 perros y gasta más de 6.000 euros al mes en ellos

Maryam al-Balushi con algunos de los animales que viven con ella.
Maryam al-Balushi con algunos animales que viven con ella.
MESAHRIGHAMDI / TWITTER

Maryam al-Balushi se define como una gran amante de los animales. Y no es para menos, lo demuestra compartiendo su casa con 480 gatos y 12 perros, la mayoría de ellos callejeros, lo que le supone un gasto de casi 8.000 dólares (más de 6.000 euros) al mes en comida y cuidados.

La mujer, de 51 años, es una jubilada que, a pesar de lo que pueda parecer, no siempre ha amado tanto a los animales. Todo comenzó en el año 2008, cuando su hijo llevó a casa un pequeño gato persa como mascota, algo que no sentó demasiado bien a Maryam, pues su hijo no se ocupaba de él.

Con el paso del tiempo, la mujer se fue acostumbrando a la presencia del animal y, al final, se volvieron inseparables. En 2011, Maryam pasó una depresión severa y agradeció a su primer gato por acompañarla en esos momentos tan complicados. Durante los años siguientes, dedicó su vida a recoger gatos callejeros y llevarlos a su casa.

"Todo comenzó en 2008, cuando mi hijo compró un pequeño gato persa. Como muchas madre, me negué a cuidarlo porque no me gustaban los animales y mi hijo no le prestaba mucha atención ni cuidaba de su higiene. Pronto me encontré totalmente inmersa. La cuidé, la alimenté, la bañé y pasé mucho tiempo con ella", contó Maryam al-Balushi a la agencia AFP.

Los primeros gatos callejeros que acogió comenzaron a aparearse y, antes de que pudiera darse cuenta, la mujer ya tenía 23 gatos y gatitos, aunque eso no la molestó. Al contrario, supuso que quisiera recoger más gatos de la calle y, así, terminó llenando su casa con casi 500 animales.

"Dios le dio al hombre la mente, con la que puede pensar, y la lengua, para que si está enfermo pueda buscar tratamiento y, si tiene hambre, pueda pedir comida. Pero el animal calla y no puede hablar. Incluso si está en peligro de muerte", explicó la mujer. "Las instituciones oficiales, civiles y los gobiernos brindan sus servicios y donaciones a las personas, pero no hay partido que se preocupe por los pobres animales que no tienen voz, ni partido que les brinde asistencia, ni tampoco hay leyes que los protegen, especialmente en los países del Golfo".

Al principio Maryam se hizo cargo ella sola de todos los felinos. Los vecinos no le pusieron las cosas fáciles, y la denunciaron ante las autoridades por tener tantas mascotas. Sin embargo, en 2014, consiguió su propia casa y, allí, pudo acoger a más animales aún.

Cuando la mujer aún estaba trabajando, corría a la casa para alimentar a las mascotas y asegurarse de que estuvieran bien, pero ahora, tras jubilarse, puede dedicarles todo su tiempo. Al comienzo de su aventura, la mujer no recibía ningún tipo de apoyo económico, pero tras publicar su historia en Facebook empezó a recibir mensajes de personas dispuestas a donar a su causa.

A día de hoy, Maryam al-Balushi gasta más de 6.000 euros al mes en la comida y el cuidado de todos los animales que tiene a su cargo, aunque gran parte de este coste está cubierto por los fans y los simpatizantes de su acción.

"Mi mensaje a la comunidad es tratar a los animales con compasión", explicó la mujer. "Algunas personas no los quieren en sus hogares, no los quieren en sus jardines, no los quieren cerca de sus autos y no los quieren cerca de la caja de arena, entonces, ¿a dónde deben ir? ¿Cómo van a comer? Les pregunto a estas personas: ¿Fue la tierra creada solo para nosotros, o las criaturas de Dios compartieron la tierra y sus bondades con nosotros? Por eso digo: Ten piedad, ten piedad, y cuando hagas eso, lo habrás hecho porque es un deber moral y humano que debemos ofrecer a todos los que viven en este planeta".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento