Muere de Covid Carla Sacchi, la anciana a la que su marido le tocaba serenatas con el acordeón bajo la ventana del hospital

Stefano Bozzini tocándole el acordeón a su esposa, Carla Sacchi, que se encontraba en la ventana.
Stefano Bozzini tocándole el acordeón a su esposa, Carla Sacchi, que estaba en la ventana.
FACEBOOK
Stefano Bozzini es un anciano de 81 años al que las restricciones impuestas por la pandemia no le han permitido visitar a su mujer, ingresada por coronavirus en un hospital de Castel San Giovanni (Italia). Sin embargo, Bozzini se las ingenió para hacer compañía a su esposa: se plantó con un acordeón bajo la ventana de su habitación y tocó durante una hora.

La Covid ha dejado imágenes tristes y desoladoras, familias que no se pueden ver o enfermos que no pueden ni recibir la visita de sus parejas. Pero esto también ha mostrado el amor latente en muchas historias como la de Stefano Bozzini, un anciano de 81 años que se volvió viral por acudir a la ventana del hospital en el que estaba ingresada su mujer, Carla Sacchi, por coronavirus.

La serenata con un acordeón de este antiguo alpinista emocionó no solo a su esposa y a los presentes en el hospital de Castel San Giovanni (Piaenza, Italia), sino también a las redes sociales. Pero, desgraciadamente, el hombre ahora ha tenido que afrontar un duro varapalo, ya que su mujer ha fallecido.

Tal y como han informado los medios localesCarla Sacchi, que había regresado a casa hace unos días, ha muerto este jueves. "En esa serenata bajo las ventanas del hospital todos reconocimos el amor, en la simplicidad e inmediatez de su lenguaje universal", escribió en Facebook Patrizia Barbieri, alcaldesa de la provincia de Piacenza.

"La enfermedad ha roto su abrazo y me gustaría darles a ambos, desde la conmoción de toda la comunidad de Piacenza, un mensaje muy especial. Dar gracias al señor Stefano por ese gesto de ternura que nos recordó lo que realmente es quererse", alabó la política.

"Hizo todo lo posible para que la otra persona no se sintiera sola, encontrando la forma de superar cualquier barrera. No tengas miedo de mostrarte vulnerable, de manifestar lo que sientes", escribió. "En el profundo respeto a su dolor, nos sentimos cerca del señor Stefano porque su música, esa noche, fue una caricia para la señora Carla, pero de alguna manera nos alcanzó a cada uno de nosotros. No olvidaremos lo que nos enseñaste, pero siempre guardaremos su precioso ejemplo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento