Una empresa compra a personas los derechos de sus rostros para producir caretas 3D superrealistas

Un ejemplo de las caretas.
Un ejemplo de las caretas.
KAMENYA OMOTO

¿Venderías tu rostro sabiendo que se va a utilizar para unas caretas de disfraces? Aunque parezca una idea surrealista, una empresa ha emprendido esta propuesta ofreciendo pagar a cambio de tus derechos de rostro.

Kamenya Omoto, un fabricante y tienda de máscaras especializadas con sede en Tokio, ha anunciado su intención de comprar caras por un valor de 322 euros aproximadamente (40.000 yenes).

El beneficio de estas máscaras impresas en 3D hiperrealistas evolucionaría en el caso de que una de ellas resultase popular entre los clientes ya que la compañía aportaría un porcentaje de las ganancias hacia el propietario de la apariencia.

Un hombre junto a la careta igual que su rostro.
Un hombre junto a la careta igual que su rostro.
KAMENYA OMOTO

Aunque es un concepto inusual y poco conocido, esta iniciativa llamada That Face obtuvo una muy buena bienvenida por parte de los usuarios preguntando por el proyecto y ofreciendo sus derechos.

Finalmente, la empresa elegirá mediante un sorteo los rostros seleccionados entre las personas que cumplan los siguientes requisitos: cualquier persona mayor de 20 años y con sede en Tokio, pero sin revelar su identidad en el caso de ser elegido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento