Una joven de 19 años ha comido nuggets de pollo y patatas fritas durante toda su vida, lo demás le provocaba náuseas

Imagen de unos 'nuggets' de pollo publicada por 3D Bioprinting Solutions
Nuggets de pollo.
(3D Bio)

El sueño de todo niño es poder comer siempre, o casi siempre, lo que llamamos comida basura y, aunque les decimos que eso no es posible, una entrenadora de 19 años lleva toda su vida haciéndolo.

Desde que tenía cuatro años, Rebecca Giddins solo come nuggets de pollo y patatas fritas pues, según ella, todo lo demás le provocaba náuseas. "Desde que tengo uso de razón, he tenido náuseas al ver otra comida; ni siquiera podía recogerla o pasársela a la gente", comenta la joven.

Sus padres no la llevaron a ver a ningún médico, pues pensaron que su exigente alimentación cesaría cuando la chica creciera, pero no fue así. Por tanto, a medida que Rebecca crecía, sus padres pensaron que debían probar algo diferente.

Acudieron a un hipnotizador y, desde su visita, milagrosamente, Rebecca puede comer frutas, verduras y todo tipo de alimentos. "Era escéptica sobre la hipnosis, pero hasta ahora parece haberme ayudado. Desde que asistí a mi primera sesión, he podido probar al menos dos alimentos nuevos todos los días y mi objetivo es poder comer un asado", comenta orgullosa la joven.

Además, Rebecca explica que su problema con la comida le ha afectado enormemente a su vida, pues nunca ha podido salir a comer con amigos y mucha gente no entendía por qué no podía comer alimentos normales.

"Ha sido muy difícil, ella siempre es la que no puede comer en ningún evento. Si iba a casa de un amigo, teníamos que preparar su propia cena o pedir que le hicieran nuggets de pollo y patatas fritas", comenta la madre de Rebecca.

Además, la madre de la chica comenta que siempre han intentado que ella comiera lo mismo que los demás pero, como se negaba, y por miedo a que "se muriera de hambre", terminaban cediendo

Mostrar comentarios

Códigos Descuento