Unas monjas de Cáceres se suman a un 'challenge' y se hacen virales bailando para "llevar esperanza en la pandemia"

Monjas del Monasterio de San Miguel (Trujillo, Cáceres) bailando 'Jerusalema'
Monjas del Monasterio de San Miguel (Trujillo, Cáceres) bailando 'Jerusalema'
COSMEFOTOS / YOUTUBE

Las monjas dominicas del Monasterio de San Miguel, en Trujillo (Cáceres), se hicieron viral recientemente tras bailar el tema Jerusalema, un vídeo que se ha difundido como la pólvora en redes sociales y medios. Y ellas no pueden estar más "felices" por su éxito.

Las religiosas de clausura no esperaban esta trascendencia y explican que lo que querían era "llevar esperanza" al mundo en medio de "la tragedia de la pandemia".

"La idea partió de las hermanas de Kenia, que llevan el ritmo en la sangre. Este tema les llamaba la atención porque la letra es muy bonita, expresa la nostalgia que se siente fuera de Jerusalén. Nosotras queremos transmitir un mensaje esperanzador a este mundo de hoy que vive en la angustia, en la desolación por los confinamientos, por el dolor por tantas pérdidas, por la tragedia de la pandemia", ha explicado a Europa Press la Madre Inmaculada, que fue durante años la priora.

Las 18 religiosas de este convento, con edades comprendidas entre los 28 y los 91 años, decidieron sumarse así al reto de bailar al ritmo de Jerusalema, un tema que se ha convertido en una especie de himno de la esperanza frente al coronavirus.

La Madre Inmaculada ha asegurado que la viralización del vídeo de su baile "ha superado todas" sus "expectativas" porque, aunque ya tienen presencia en redes sociales como Facebook, no esperaban que fuera a tener "esta trascendencia".

"Estamos muy contentas, muy felices, parece que la gente lo necesitaba. Queremos transmitir esperanza, decir que la pandemia va a pasar", ha comentado la Madre Inmaculada, quien afirma que todas las hermanas rezan cada día por que desaparezca la Covid.

Ante los nuevos confinamientos domiciliarios, las religiosas de este convento, acostumbradas a la clausura, recomiendan a los ciudadanos que "lean y estudien" como hacen ellas y que no solo estén pendientes de las noticias sobre la pandemia porque, si no, temen que deje secuelas psicológicas.

Por el momento, estas 18 hermanas no se plantean grabar ningún otro vídeo similar porque su vida requiere "recogimiento", pero tampoco descartan hacer otro "en alguna ocasión". También recibirían con alegría si la difusión de este vídeo atrajera a nuevas vocaciones jóvenes, aunque recuerdan que el verdadero motivo era transmitir esperanza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento