Un gimnasio polaco se declara como iglesia y tienda para burlar las prohibiciones de la Covid-19

  • El establecimiento se define como un lugar en el que la gente entra a probar los productos a cambio de un precio.
Zona de mancuernas en un gimnasio.
Zona de mancuernas en un gimnasio.
PXFUEL

El miedo al cierre de los negocios a causa de la Covid-19 ha supuesto que algunos intenten buscar una solución a sus problemas. Tal como dice el refrán, quien hizo la ley, hizo la trampa. Y parece que un gimnasio situado en Cracovia (Polonia), se lo ha tomado al pie de la letra. 

Con el fin de esquivar las medidas sanitarias que obligaban a cerrar el establecimiento, este gimnasio ha decidido declararse como una tienda en la que los usuarios van a 'probar' los productos a cambio de un precio. Pero la picardía del dueño no queda ahí. También ha decidido que su gimnasio es una iglesia que ofrece reuniones para promover un estilo de vida saludable.

La policía de Cracovia entró el fin de semana en el gimnasio Atlantic Sports Fitness Gym Squash Klub y, al ver que la gente hacía ejercicio pese a las prohibiciones, decidió identificar tanto a los visitantes como al personal. Sin embargo, no pudieron emitir ninguna multa pues el gimnasio ya cuenta con la clasificación de 'local comercial' y se considera, por tanto, una tienda donde la gente puede entrar y probar los productos.

"No me gustan las lagunas legales, pero no tenemos otra opción. No sé por qué atacaron la industria del fitness cuando las iglesias están abiertas, los centros comerciales están funcionando... la decisión va en contra de toda lógica, no puedo entenderlo", explicó Marta Jamróz, gerente del establecimiento.

Una publicación de Facebook del gimnasio revelaba: "Debido a que las clases de gimnasia no pueden funcionar, a partir de hoy se llevarán a cabo reuniones religiosas en nuestro club para los miembros de la asociación llamada Iglesia del Cuerpo Saludable... dirigida a nuestro Consejo de Ancianos".

Constituirse como iglesia en Polonia no es una tarea fácil. La famosa Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador ha fracasado, hasta ahora, en sus intentos por ser reconocida por las autoridades polacas. Por ello, este gimnasio tan peculiar puede tener problemas para conseguirlo, aunque la policía confirmó que se estaba investigando el caso.

"Actualmente estamos verificando si cumple con las regulaciones. Consultamos el asunto con otras oficinas, en particular con el Sanepidem. Por lo tanto, aún no se ha tomado una decisión sobre las posibles sanciones", comentó un oficial de policía a Sportowefakty.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento