Una cabaña colgada en lo alto de un acantilado, un alojamiento solo apto para aventureros sin vértigo

Casa en el aire.
Casa en el aire.
CASA EN EL AIRE / FACEBOOK

Una de las cosas más importantes de un viaje es la estancia, ya que es donde se descansa y se consume una gran parte del tiempo. Una casa en el aire es un albergue único que todos los amantes de las alturas deberían probar.

Esta propiedad, llamada literalmente La Casa en el Aire, está elevada en un acantilado, a unos 20 metros sobre el suelo y a una altitud de unos 2.500 metros sobre el nivel del mar.

Está construida principalmente con madera y con un techo de hojalata, además de estar unida al Cerro San Vicente, una formación rocosa monumental de la región colombiana de Antioquia.

Con varios cables de acero sostenidos por un largo poste de madera se posiciona contra el acantilado.  Asimismo, se accede a ella a través de un puente colgante a lo largo del acantilado unido a un cable más estable.

La Casa en el Aire es un sueño cumplido del alpinista colombiano Nilton López, quien está muy orgulloso de haber conseguido que sea sostenible, con electricidad producida por paneles solares.

Además de dormir en una cabaña suspendida en un lado de una roca gigante, los visitantes pueden participar en una variedad de actividades emocionantes, como tirolina sobre un gran valle, puenting saltando desde la casa o pasar la noche en hamacas suspendidas en el aire.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento