El mal funcionamiento de una fábrica provoca una "lluvia de chocolate" por toda la ciudad

Chocolates
Chocolates
Simon A. Eugster

Una lluvia de chocolate es algo con lo que todo niño con el mundo por descubrir sueña, pero nunca se produce. Sin embargo, la ciudad suiza de Olten, cerca de Zurich y Basilea, vivió el pasado lunes 17 de agosto algo muy parecido.

En la pequeña localidad se encuentra una fábrica de la marca de chocolates Lindt, de donde procede el origen de este fenómeno. Un pequeño problema en la ventilación de una de las máquinas provocó que la ciudad amaneciese cubierto por una fina capa de chocolate.

Según apunta SDPNoticias, los responsables de la marca confirmaron la avería en la línea de “nibs de cacao tostados”, que son pequeños trozos de granos de cacao triturados, que sumados con el viento, provocaron que se esparciesen por Olsen.

Al extenderse el polvo alrededor de la fábrica, se obtuvo como resultado una capa fina de cacao en el suelo e incluso encima de los automóviles aparcados cerca de las inmediaciones.

La compañía ha ofrecido a pagar por la limpieza necesaria, pero aún no ha aceptado la oferta. La producción de la fábrica pudo continuar con normalidad ya que las partículas eran completamente inofensivas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento