Un enorme oso se sienta a merendar con una familia y acaban preparándole un sándwich de crema de cacahuete

[MISSING]binding.image.description
Un oso se acercó a merendar con una familia.

No sabemos el cómo ni el porqué, pero esta familia acabó compartiendo una buena tarde de picnic con un enorme oso negro americano en un parque de Maryland (EE UU). 

Irse de excursión a los bosques de Estados Unidos puede ser una aventura peligrosa, ya que podemos encontrarnos con osos negros, un animal que últimamente ha acaparado titulares por haber perdido el miedo al ser humano y acercarse a él a por comida.

Esta situación la vivió una familia de Maryland, que decidieron que lo mejor para huir del calor era pasar un día de verano en el bosque. Mientras estaban sentados en una mesa comiendo, un oso se les acercó para unirse al piscolabis.

Sin perder ni un momento la calma, todos los integrantes de esta familia recibieron al enorme animal con los brazos abiertos e incluso uno de ellos se animó a hacerle un sándwich de crema de cacahuete para que se uniera a la merienda familiar.

El oso esperó pacientemente a que terminaran de prepararle el sándwich y se lo comió como su fuese un perrito. Pese a ser adorable, nunca hay que olvidar que se trata de un animal salvaje cuya conducta puede ser impredecible.

Lo que esta familia hizo fue una temeridad, ya que además de poner en riesgo sus vidas, el oso puede asociar humanos a comida y acercarse a cualquier persona que vea, poniendo la vida de esta también en peligro, como les pasó hace unas pocas semanas a tres excursionistas en el Parque Ecológico Chipinque.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento