La nueva e insólita tendencia que ha conquistado a la Generación Z: tatuajes en el paladar

El paladar es el nuevo lugar de moda para esconder un tatuaje.
El paladar es el nuevo lugar de moda para esconder un tatuaje.
mattattoodimatteomasini/INSTAGRAM

Aunque estemos viviendo en pleno siglo XXI y los tatuajes lleven más de 100 años entre nosotros, todavía hay mucha gente que rechaza a las personas que los llevan, tachándolas de criminales, gente sucia o que no son seria.

En ocasiones pueden resultar perjudiciales a la hora de encontrar trabajo por los prejuicios a los que están asociados, por lo que muchas personas deciden tatuarse en zonas poco o nada visibles a simple vista.

Hace unos años, los millennials popularizaron los tatuajes en la parte interna del labio inferior, como Kendall JennerMiley Cyrus, Ruby Rose o Kesha, pero ahora las nuevas generaciones vienen pisando fuerte, y han puesto de moda un sitio aun más difícil de encontrar: el paladar.

Ver esta publicación en Instagram

meow @kendalljenner #jonboytattoo

Una publicación compartida de c/s ∴jon✞boy∴ p/v (@jonboytattoo) el

Matteo Masini es uno de los tatuadores que los hacen realidad. Natural de Florencia, Italia, este florentino de 25 años entinta los paladares de sus clientes con la técnica del handpoke, sin ninguna máquina. Desde genitales, pechos, extraterrestres y dedos medios, Masini lo ha visto todo.

Según cuenta Matteo a Unilad, ha completado 10 tatuajes en la boca durante sus seis años de carrera, y aunque la aguja llega directamente a las encías, ha insistido en que no es tan doloroso como cabría esperar.

"Los tatuajes en el paladar me suelen llevar unos 20 minutos, dependiendo tema y el tipo de boca. Y, aunque todos piensan que duele, lo cual es comprensible, no es muy doloroso. Intenté tatuarme las encías, que es el mismo tipo de superficie, y no me dolió para nada", comentó.

Al tatuador le vienen peticiones de lo más insólitas. Una vez una amiga le pidió que le tatuase un pene en el paladar, para que así combinase con el tatuaje blanco de su barbilla. 

Pero otro cliente le pidió a Matteo que dibujara un símbolo anarquista dentro de su boca, pero cuando el artista le dijo que no había suficiente espacio, optó por un dibujo de unos pechos.

La mejor parte de este tipo de tatuajes es que casi nadie sabe que están ahí, porque no es frecuente que la gente vaya enseñando el paladar el paladar a los demás. Y según señala Matteo: "Nadie lo verá, excepto tu dentista".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento