La última monstruosidad a la que una señora llamó paella y no era ni arroz con cosas

  • Una mujer inglesa quiso enseñar a sus seguidores a cocinar lo que ella denominó paella. 
[MISSING]binding.image.description
La supuesta paella de Kay.

A la hora de cocinar una receta se pueden cometer errores, pero el siguiente escalón es no hacer absolutamente nada bien. Ya es conocido el término "arroz con cosas" para referirse a pretendidas paellas que en realidad no se parecen en nada a la receta valenciana. 

Pero un arroz, aunque no sea paella, puede llegar a estar rico o bien cocinado. No es el caso del intento de paella que hizo una mujer llamada Kay de Sheffield, Inglaterra. 

La mujer tiene un canal de cocina en el que, siendo suaves, reinterpreta o inventa recitas. Lo último fue perpetrar la receta levantina. "Os voy a enseñar a hacer una paella", dice, y la denomina "paella de confinamiento". 

En primer lugar, Kay usa una sartén donde echa cebolla, tomillo y ajo. Empezaba mal. Cuando eso está hecho añade arroz ya cocido en un mazacote que se esfuerza por desligar. 

Es el momento de echarle a la supuesta paella una lata entera de tomate triturado crudo. Poco después, guisantes y maíz congelados. El toque a mar se lo da con unos mejillones, gambas y unos calamares que salen de la misma bolsa, proveniente del congelador. Ya al final le añade sal, mientras revuelve el engrudo con energía. 

El conejillo de indias es su hijo, que antes de probarlo, replica: "nunca he visto pescado en una paella". "Oh, el pescado no está bueno, no está bueno, sabe demasiado fuerte, uf", dice el hijo arrugando la cara. 

Al vídeo, en las diferentes plataformas a los que lo subió, como Facebook o YouTube está lleno de comentarios, seguramente de españoles, que destacan la aberración que supone llamarle a eso paella y en general, cocinar así. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento