El deporte en el agua permite muchas opciones

El pádel surf ayuda a mejorar el conocimiento del propio cuerpo.
El pádel surf ayuda a mejorar el conocimiento del propio cuerpo.
Pixabay

El verano es una época del año en la que pasamos más tiempo con nuestros hijos. Será el momento de que les inculquemos la pasión por mantener una vida activa con numerosas actividades deportivas que podemos realizar mientras nos refrescamos en la playa o la piscina.

Natación

Es uno de los deportes más completos que existen. Gracias a la natación se incentiva la movilidad de los brazos, las piernas y el tronco además de la coordinación al tener que mantenernos a flote. Es importante que los padres enseñen a nadar a sus hijos para que accedan sin miedo al mar y a la piscina y evitar posibles accidentes. Podemos hacer carreras entre todos los miembros de la familia e incentivar el trabajo en equipo con los relevos.

Aquagym

La gimnasia en el agua ayudará a fortalecer la musculatura y las articulaciones además de ayudar a mejorar la psicomotricidad. En Youtube hay numerosos vídeos que ayudarán a seguir una clase de aquagym en función de las edades de nuestros hijos. Habrá que realizar esta actividad en una zona de la piscina en la que haga pie todo el que vaya a participar.

Una variante del aquagym que está teniendo mucho éxito en los últimos años es el aquazumba. Consiste en realizar los pasos de baile propios de esta disciplina fitness, pero teniendo la resistencia del agua, circunstancia que ayuda a fortalecer más los músculos.

Waterpolo

Es otro de los deportes acuáticos en los que se ejercitan muchos músculos a la vez. Al tener que mantenerse a flote dentro del agua, se ejercitan los músculos de las piernas. El objetivo es meter más goles que el equipo contrario disparando el balón con la mano. Por ello, se desarrollarán también las extremidades superiores y el tronco para elevarnos por encima de los contrarios. Los niños aprenderán la importancia del trabajo en equipo para lograr un objetivo.

Roller ball water

Es un juego que hará las delicias de los más intrépidos de la familia. Hay que meterse de pie dentro de una bola gigante y comenzar a andar o correr dentro de la misma. Si se tienen varias, se pueden hacer carreras. Este ejercicio ayudará a mejorar el equilibrio y la resistencia aeróbica y anaeróbica.

Pádel surf

Se necesita una tabla un poco más grande que la del surf tradicional y un remo. Consiste en avanzar gracias a esa pala con el mar en calma, por lo que es un ejercicio adaptable a cualquier edad. Se puede hacer de pie o de rodillas. Gracias a él, mejoraremos la propiocepción, percepción del propio cuerpo, la capacidad aeróbica, el tono y la fuerza muscular.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para hacer con niños? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento