Caminar sobre cristales, la prueba que hacen los guardias de una prisión rusa para "superar sus miedos"

Una funcionaria de prisiones caminando sobre cristales.
Una funcionaria de prisiones caminando sobre cristales.
SERVICIO PENITENCIARIO FEDERAL DE LA REGIÓN DE STAVROPOL

Los guardias de una de las prisiones más duras de Rusia han de someterse a muchas pruebas muy estrictas para formarse. Y, según el servicio penitenciario, una de ellas implicaba caminar sobre cristales.

La prisión es la Colonia Penal Nº6 situada en la región de Orenburg, cárcel en la que los prisioneros cumplen condenas de por vida. Tal y como declaró la organización, esta prueba sirve para fomentar el "auto-descubrimiento" entre los guardias y ayudarles a "derrotar sus propios miedos".

"Caminar sobre cristal es un gran modo de ir más allá de tus limitaciones, miedos e inseguridades", comentaron en un comunicado. "Con la práctica regular, es también un camino hacia la recuperación... un mecanismo ideal para crear metas".

Y mientras los empleados se someten a estos estrictos cursos, los presos de la Colonia Penal Nº6 se dedican a diferentes labores como producir zapatos, souvenirs, bloques de arena, losas de pavimento y productos de metal. También crían vacas, cerdos, conejos y pollos, cultivan verduras y hacen leche pasteurizada, requesón, harina y pasta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento