Un ascensor con botones holográficos: así evitan que se propague el coronavirus en China

  • La empresa que inventó este panel también creó una tecnología de registro de personas y un sistema de pago.
En tiempo de coronavirus se han tomado medidas para evitar el contacto con cualquier persona o superficie. Esta idea implantada en algunos ascensores en China, hace que no sea necesario usar los botones convencionales. Se proyecta un holograma con los controles necesarios para usar el elevador y así no correr el riesgo de tocar partes comunes del habitáculo.
En tiempo de coronavirus se han tomado medidas para evitar el contacto con cualquier persona o superficie. Esta idea implantada en algunos ascensores en China, hace que no sea necesario usar los botones convencionales. Se proyecta un holograma con los controles necesarios para usar el elevador y así no correr el riesgo de tocar partes comunes del habitáculo.
En tiempo de coronavirus se han tomado medidas para evitar el contacto con cualquier persona o superficie. Esta idea implantada en algunos ascensores en China, hace que no sea necesario usar los botones convencionales. Se proyecta un holograma con los controles necesarios para usar el elevador y así no correr el riesgo de tocar partes comunes del habitáculo.

Al tener su origen en Wuhan, China ha sido uno de los países que más pronto tuvo que reaccionar a la pandemia del coronavirus. Por ello, han ideado muchas formas de evitar que se propague la Covid-19.

Uno de los elementos de la vida cotidiana en los que puede ser más fácil contagiarse es el ascensor, sobre todo en los botones. Por ello, la ciudad de Hefei pensó en una forma de poder seleccionar el piso al que ir sin necesidad de tocar ninguna superficie: con un panel holográfico.

De esta forma, las personas pueden tocar los botones sin necesidad de tener contacto con ningún elemento del ascensor, evitando que se propague el virus. El vídeo de esta tecnología se ha vuelto viral en redes recientemente, pero no es un invento nuevo, pues Google ya registró una patente similar en 2003.

Según medios locales, Easpeed, la compañía detrás de este invento, también ideó una tecnología similar para registrar a los trabajadores y un sistema de pago sin contacto instalado en un hospital de Hefei.

El fundador de la empresa aseguró en una entrevista que, tras anunciarse el panel holográfico para ascensores, habían recibido más de 100 pedidos, y cada terminal cuesta 15.000 yuanes (unos 1.800 euros).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento