Liberan a un perro cuya cabeza quedó atrapada en una gatera

  • Tuvieron que intervenir los bomberos, que llevaron al animal a un veterinario que lo sedó para poder sacarlo.
Jock, el perro que quedó atrapado en una gatera.
Jock, el perro que quedó atrapado en una gatera.
North Yorkshire Fire & Rescue Service

Las gateras se llaman así por algo. Es lo que debió pensar el dueño de Jock, un Staffordshire Bull Terrier, cuya cabeza quedó atrapada en una gatera y hubo que reclamar la ayuda de los bomberos de North Yorkshire, Inglaterra, donde se produjo el suceso.

Pese a lo complicado del suceso, Jock tuvo suerte: la gatera era desmontable y se podía separar de la puerta donde estaba instalada. 

Los bomberos decidieron entonces llevar a Jock a un veterinario, que le administró un sedante. Con el perro ya dormido, los bomberos pudieron sacarlo sin que el animal sufriera daño alguno, aunque a buen seguro a partir de ahora se pensará dos veces meter la cabeza donde no debe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento