Dos hombres convierten su furgoneta en una piscina, van a por helados y acaban mal

  • Tras coger sus helados el vehículo arrancó y frenó con demasiada brusquedad. 
[MISSING]binding.image.description
Los dos hombres en la parte trasera de una furgoneta, que se ha convertido en una pequeña piscina.

Dos tipos que a menudo se dedican a crear vídeos virales en TikTok creyeron tener una buena idea cuando ante el incipiente verano en EE UU decidieron convertir la parte de atrás de su furgoneta, un modelo de pickup, en una piscina móvil. 

Y con la zona de carga impermeabilizada y llena de agua, se hicieron conducir hasta un McDonald's para comprarse unos helados. Los empleados, profesionales ante todo, sirvieron los helados como si se tratara de un vehículo cualquiera.

Lo que no consideraron es que el agua se mueve y, que si estás dentro de ella, con toda probabilidad tú también te moverás, por más que quieras mantener una postura de normalidad. 

Así que tras recoger los helados, ambos amigos recostados en la trasera del vehículo, éste arranca con demasiada violencia, para tener que parar un par de metros después, con lo que ambos tiktokers acaban siendo arrastrados y revolcados por el agua. 

Al final, lo que se demuestra es que la idea era sumamente peligrosa, pues ambos acaban golpeándose con los laterales de la furgoneta, en lo que pudo ser más grave que el susto en el que se quedó. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento