Y 'colorín colorado' este cuento ya ha arrancado

Los niños se divierten escribiendo historias enlazadas.
Los niños se divierten escribiendo historias enlazadas.
P.V.

Érase una vez.... Así empezaban la mayoría de los cuentos clásicos que hemos leído en casa una y otra vez. Relatos con personajes que nos atrapaban desde el minuto uno y que casi siempre salían bien parados en las historias que vivían. Hoy os proponemos una divertida actividad para hacer en familia o con amigos y compañeros de clase: escribir un cuento entre todos, lo que actualmente se conoce con 'brainwriting' o escritura de ideas, una dinámica de grupo similar al 'brainstorming'.

Para arrancar el cuento os ofrecemos una serie de consejos prácticos que seguro que resultarán de gran utilidad, tanto si la historia se hace entre los diferentes miembros de la familia o con compañeros de clase e incluso vecinos del mismo portal. En el caso de los vecinos o los compañeros de clase, se recomienda enviar los textos por correo electrónico para poder recopilar todo el material y que no se extravíe. También puede crearse un grupo de Whatsapp y adjuntar ahí los contenidos.

Organiza a los participantes

En este caso, es fundamental saber quién es la persona que arranca la historia y cuántos escritores intervienen, de esta manera se podrá distribuir el contenido en función del número de participantes, para que el cuento no salga ni excesivamente corto ni excesivamente largo. Algunas de las personas implicadas tendrán que encargarse de los textos y otras de las ilustraciones, porque ¡¡¡no hay cuento sin dibujos¡¡¡

Inventa una historia

Cuanto más se lee, más historias se conocen, mayor vocabulario se puede incorporar al cuento y mayor será la imaginación de los participantes. Para contar un buen cuento hay que recurrir a nuestras experiencias lectoras previas, pero sin copiar...

Elige muy bien los personajes

Entre todos los participantes tendréis que ir introduciendo personajes a lo largo del cuento y hacerlo de forma coherente. Es decir, si el argumento está centrado en el mundo de la magia se pueden incorporar al relato hadas, duendes, enanitos, elfos, pero en ningún caso podríamos contar con extraterrestres o personajes del universo Marvel o futuristas.

Escribe con orden y coherencia

No hay que salirse del guión previo y hay que escribir con coherencia, pero eso no significa que podemos echar a volar la imaginación, porque los cuentos sin magia no son cuentos, son solo historias.

Cuidado con los errores

Es importante que haya una persona coordinando el texto para evitar lagunas en el relato o errores. Se encargará de que los personajes no se salgan del guión previo y vigilará también la ortografía y la gramática, sobre todo cuando escriben los más pequeños de la casa. Dicen que los duendes hacen de las suyas en los textos y a veces son los responsables de que algunas grandes publicaciones hayan salido con erratas.

Punto final

Cuando todos los participantes hayan escrito su texto, una o varias personas, además del coordinador, tendrán que leerse todo para ver que nada falla. ¡Cuatro ojos ven más que dos! En el momento en el que esas personas hayan revisado todo y comprobado que los dibujos y los textos están en su sitio, es la hora de compartir el libro entre todos los participantes y disfrutar del resultado final que seguro que será muy sorprendente.

Leer mucho es la clave para escribir bien.
Leer mucho es la clave para escribir bien.
Pixabay
Inventa una historia

Te recomendamos una serie de consejos prácticos para que puedas convertirte en un gran escritor: 
  1. Lee mucho. Es la clave para llegar a escribir un gran relato. Beber de otras fuentes y aprender de ellos.​
  2. Lápiz y papel. Lleva siempre contigo un lápiz o bolígrafo y una libreta. De esta manera, podrás ir anotando las ideas que te surjan y que podrían ser el inicio o la continuación de un buen cuento o incluso de un proyecto de libro.
  3. Elige un buen sitio. La escritura demanda calma y tranquilidad. Es importante elegir un espacio donde apenas haya ruidos y te encuentres a gusto.
  4. Regularidad y constancia. Para poder conseguir escribir un libro o un cuento hay que ser muy disciplinados y escribir todos los días, si es posible a la misma hora. Los grandes escritores siempre dicen que las musas de la inspiración te tienen que encontrar trabajando.

Si quieres seguir recibiendo noticias como esta, no dejes de suscribirte a la newsletter de planes para niños en casa de 20Minutos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento